Horacio Verbitsky para Página 12

Disfraces

El discurso de CFK sobre el contraste entre pobreza estructural y ambición extrema fue sólo la punta del iceberg con el que chocó el lockout agropecuario.
domingo, 15 de febrero de 2009 · 00:00
La mención a la pobreza estructural y su contraste con los reclamos sectoriales de los más poderosos causó impacto entre los directivos de las cámaras patronales agropecuarias, que luego de escuchar el mensaje presidencial anunciaron que postergaban la nueva agresión en cierne. Sin embargo, sería ingenuo pensar que tan dura y prolongada batalla de intereses se disuelva por la fuerza de la palabra o por la imagen de los condenados de la tierra cubiertos por el lodo, la imprevisión, y la desidia, de lo que da cuenta la reglamentación de la ley de bosques nativos recién después del aluvión en Tartagal, mientras los funcionarios niegan cualquier relación entre el desmonte y la tragedia y descargan toda responsabilidad en la pesada herencia que recibieron de sus predecesores. El anuncio del jueves se explica sobre todo por las divisiones internas de la Mesa de Enlace y de la Federación Agraria, por el fracaso del lockout de la primera semana de octubre en el que pocos productores respondieron a la convocatoria de dirigentes que intentan presentarse como desbordados por la presunta presión de sus bases, y por las negociaciones silenciosas con el gobierno, a cargo del tambero Hugo Biolcati, en consulta con el primer secretario de la Franja Morada agropecuaria, Mario Llambías, y con el líder de los arrendatarios entrerrianos, Alfredo de Angeli. El discurso en el que CFK dijo que le hervía la sangre no fue más que la punta del iceberg con el que chocó el lockout agropecuario.

Feliz Año Nuevo

Las conversaciones reservadas entre Biolcati y el ministro de Planificación, Julio de Vido se filtraron en la columna patronal de Clarín el viernes. Ese texto da por fracasada una gestión que, por el contrario, explica el alivio de la tensión. Comenzaron entre la Navidad y el Año Nuevo, e incluyeron a los respectivos equipos técnicos. Además de un par de encuentros personales, hubo otros contactos por medio de emisarios desconocidos por el público. Esta es la síntesis de lo ocurrido en los últimos 45 días:
- Biolcati gestionó el encuentro a través de un empresario de otro sector de la producción.
- El gobierno puso dos condiciones: que no se repitieran las agresiones verbales o a cacerolazos contra CFK y que no se discutieran las retenciones a las exportaciones de soja. Tal como la presidente le diría el jueves 12 al gobernador santafesino Hermes Binner, las retenciones son el equivalente al superávit fiscal, por lo que en este momento de crisis global es impensable eliminarlas o suspenderlas.
- Los reclamos de la Sociedad Rural fueron presentados por escrito en un memo que confeccionó el economista en jefe de su Instituto de Estudios Económicos, Ernesto Ambrosetti, luego de una consulta con el secretario de Agricultura Carlos Cheppi. Ese pliego incluyó:
- eliminación total de las retenciones a las economías regionales,
- retenciones al trigo después y no antes de la molienda, lo cual tendría efecto fiscal neutro pero beneficiaría a los productores;
- aumento en el precio de la leche que cobran los tamberos,
- supresión de las retenciones a las exportaciones de leche en polvo,
- lanzamiento de un programa carne plus, que permita la faena de animales más pesados, de modo de incrementar el tonelaje exportado con el mismo número de cabezas y la asignación a los corrales de engorde que tienen 35 por ciento de capacidad ociosa de los terneros de las vacas lecheras;
- revisión de la resolución 543 de la Oncca que desacopló al Estado del riesgo en los mercados de futuros,
- eliminar los Registros de Operaciones de Exportación (ROE) a cortes finos, como el lomo o el cuadril,
- autorización para exportar manta de vaca vieja, que va a la industria del termoprocesado,
- reducción de la cantidad de productos lácteos de precio regulado, como crema y postrecitos.

La oposición cerril

El gobierno sólo rechazó los dos puntos finales. En un caso por razones de política

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias