Nelson Castro para Perfil

Bitácora de vuelo

He aquí una muestra de la tremenda anormalidad con la cual se viene gestionando la administración del Estado y de sus recursos por parte del matrimonio presidencial.
domingo, 8 de febrero de 2009 · 00:00

El siguiente texto se puede leer en la página web de la intendencia de la ciudad de La Rioja:
“El intendente de la Capital Ricardo Quintela junto al gabinete municipal y la presencia de diputados y concejales dio a conocer a la comunidad el resultado de la reunión con el ex presidente Néstor Kirchner y el compromiso del Gobierno nacional de asegurar los recursos que el municipio necesita para invertir en la ciudad y responder al requerimiento de los vecinos.
“Luego de la reunión de gabinete en la que participaron legisladores provinciales, concejales y secretarios en la sala de Situación del palacio municipal, el Intendente señaló que de la charla con el presidente del justicialismo sobresalieron las futuras obras públicas que recibirá la ciudad, los convenios con organismos nacionales y los temas partidarios.

“También le informó al ex presidente sobre la excelente relación que mantiene con el gobernador de la provincia y ‘conversamos sobre la situación general del país. Compartimos varias encuestas de diferentes provincias, donde vimos que en La Rioja el peronismo está muy bien’, agregó Quintela”.

Para el Intendente el resultado más importante de sus gestiones en la Nación se vinculan al compromiso del Gobierno nacional de facilitar recursos para el plan de asfaltado y reasfaltado en diferentes barrios, la obra de circunvalación interna, varias plazas, un plan de viviendas municipales, los desagües pluviales que faltan en la capital y recursos para establecimientos escolares, entre otras cosas.

He aquí una muestra de la tremenda anormalidad con la cual se viene gestionando la administración del Estado y de sus recursos por parte del matrimonio presidencial.

Al respecto, desde las cercanías de un intendente K de la provincia de Buenos Aires se relata esta situación en estos términos:

“Al intendente lo ningunearon durante todo el año pero, cuando vieron que daba bien en las encuestas, se le empezaron a acercar. Así fue que Cristina organizó varios actos en nuestro municipio y, en otros, el que se apareció fue Scioli. Como se ve, todo es cálculo electoral.
A nosotros nos prometieron una importante suma de dinero. Sin embargo, hasta ahora, nada de eso se concretó. Creemos que lo van a tener que enviar porque, si así están en el horno, no quiero imaginar lo que podría pasar si no cumplen con lo prometido.

Lamentablemente, esta política de los Kirchrner es así de autoritaria. Intendentes y gobernadores dependemos totalmente de la caja. Si nos llaman de la Rosada, tenemos que ir. No podemos decir que no. Es cierto que después, por lo bajo, casi todos se quejan pero, no ir, sería suicidarnos. Sabemos que Scioli está muy preocupado por la caída de la recaudación fiscal lo cual nos ata aún más a los fondos que se envían desde la Nación”.

La corroboración de la creciente e imparable asunción de las tareas de Gobierno por parte del ex presidente en funciones constituye un hecho altamente nocivo para la imagen de la institución presidencial. No hay decisión que emane de la Presidenta que no sea sometida a la aprobación de su esposo. El “no hay que llevarle problemas a Cristina” representa, en el fondo, una actitud de subestimación de la capacidad de la Dra. Fernández de Kirchner para enfrentarlos y resolverlos.

Por otra parte, la demostración de ejercicio real del poder que diariamente despliega Néstor Kirchner no es algo gratuito para la Presidenta. Muy por el contrario, hay una relación inversamente proporcional por la cual el poder que gana Néstor lo pierde Cristina.
La elección de octubre es el gran tema del Gobierno. Todo gira alrededor de eso.

Por eso los aumentos brutales de los servicios públicos deben ser ahora y ya. La idea es que hay que hacerlos cuanto antes y lo más lejos posible de la fecha del comicio. “En ese momento la gente ya se lo habrá olvidado”, razonan en las entrañas del poder.

A esas entra

Otras Noticias