Por Jorge Lanata para Crítica

Por amor o por dinero: la estrategia de Néstor para ganar el 28 de junio

Planes sociales, becas y electrodomésticos para las zonas más pobres, y obra pública para los intendentes. El rol de Alicia K y José López. Clientelismo y prebendas en una campaña sin asesores, ni equipo, ni publicistas.
domingo, 29 de marzo de 2009 · 00:00

 “Clientelismo: sistema de protección y amparo con que los poderosos patrocinan a quienes se acogen a ellos a cambio de su sumisión y sus servicios”.

“Prebenda: ventaja o beneficio que recibe arbitrariamente una persona. Trabajo o cargo lucrativo y poco trabajoso”.
Del Diccionario de la Real Academia Española.


“El clientelismo es opuesto a la expansión de los derechos sociales (…). La metamorfosis del clientelismo político está determinada por la imposición de recetas neoliberales en lo estructural, que a la vez reproducen y legitiman la puesta en práctica de ese modelo”.

Miguel Trotta, en La metamorfosis del clientelismo político.
Contribución para el análisis institucional.


“Existen pocos incentivos para que los participantes busquen acabar con el sistema clientelar, puesto que éste se halla institucionalizado como patrón regular de interacciones, conocido, practicado y aceptado (si bien no necesariamente aprobado) por los actores”.

Guillermo O’Donnell, en Contrapuntos.
Ensayos escogidos sobre autoritarismo y democratización.


No hay asesores, ni equipo, ni encargados de área, ni publicistas contratados. Sólo está Néstor, quien toma todas las decisiones. Y Néstor se tiene fe.

–Lo de Catamarca nos tiene que dejar una enseñanza –dijo Néstor mientras Randazzo, Scioli, Mazzón y Pichetto escuchaban en silencio.

–¡Hay que profundizar lo que hicimos ahí para ganar Buenos Aires! –largó el copresidente. Uno de los asistentes se atoró con el café y empezó a toser; trampas del inconsciente, esperaba una autocrítica y estaba ahí, escuchando a un conductor suicida.

–Si no hubiéramos jugado fuerte, perdíamos por veinticinco puntos –dijo Néstor.

–Más movilización, más actos, más plata. Vamos por el segundo cordón. ¡Con fe!

Néstor se tiene fe. Y está sentado sobre un bolso repleto de dinero. Néstor repite que sacando el cincuenta por ciento del segundo cordón (la zona comprendida por trece partidos: Malvinas Argentinas, José C. Paz, San Miguel, Moreno, La Matanza, Merlo, Ezeiza, Esteban Echeverría, Florencio Varela, Almirante Brown, Berazategui, San Fernando y Tigre) salva la provincia. Cristina obtuvo allí 1.123.250 votos, el 34% del total provincial.

Buenos Aires es más de un tercio del padrón electoral nacional; sólo el conurbano representa veintitrés votos de cada cien. El vértigo de la campaña crece desde enero: ese mes hubo cuarenta intendentes que visitaron a Néstor en la Quinta de Olivos, sesenta en febrero y más en marzo. Darío Díaz Pérez, el de Lanús, se llevó 60 millones para su distrito. Sergio Massa, 224 para Tigre, 150 millones fueron a La Plata y 250 para Berazategui. En el caso de La Matanza, el dinero entregado por Néstor duplicó el presupuesto municipal, que pasó de 500 millones a mil millones. También el interior provincial recibió fondos: cien millones para Tres Arroyos, 90 para Lobos, mil viviendas y 300 cuadras de hormigón para Olavarría. En el interior, las expectativas oficiales son distintas: Néstor tiene una intención de voto del 16% contra el 38% de De Narváez, según una encuesta que maneja el entorno de Scioli. “La idea es ni aparecer”, –aseguraron a este diario. Las tierras hostiles de la campaña quedarán a cargo del gobernador, que prepara una fuerte campaña de comunicación de gestión en medio de la cuenta regresiva. La estrategia “Catamarca por dos” tiene cuatro encuestadores contratados: Ricardo Rouvier, Roberto Bacman, Artemio López y Enrique Zuleta Puceiro, y dos “brazos operativos”: Alicia Kirchner y José López, el secretario de Obras Públicas.

–En Catamarca pusieron millones y no les sirvió de nada. ¡Les chorearon la plata! –dice en privado a Crítica de la Argentina un dirigente del PJ.

Se calcula que, a excepción del rubro “obras públicas”, el Gobierno puso unos dos millones de dólares e

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias