Por Nelson Castro para Perfil

Una cruda realidad

“Hemos cometido algunos errores” reconoció, al final, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, ante la abrumadora realidad del dengue en su provincia.
domingo, 29 de marzo de 2009 · 00:00
“Hemos cometido algunos errores” reconoció, al final, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, ante la abrumadora realidad del dengue en su provincia. Entre esos errores estuvo la actitud de cesantear al director del hospital de Charata por haber hablado con la verdad. Sólo la atinada y providencial intervención de la ministra de Salud de la Nación salvó al director de la cesantía y, tal vez, a muchos habitantes del Chaco de verse expuestos al peligro que para la vida de una persona significa esta grave enfermedad.
De no haber estado allí la licenciada Ocaña, las autoridades habrían continuado con su actitud de ocultamiento de la verdadera dimensión de este brote. El gobernador Capitanich debería, al menos, echar a su ministro de Salud. La aparición de casos en Catamarca, Salta, Tucumán y Jujuy habla, además, de una falta de acción política alarmante.
Dice la Organización Mundial de la Salud:
“El principal agente etiológico (causal) del dengue es el mosquito Aedes aegypti, el que debería ser objeto de actividades de vigilancia y control... Estudios entomológicos (referidos a los insectos) son utilizados para determinar los cambios en la distribución geográfica y la densidad del insecto, para evaluar los programas de control, obtener información relativa a la evolución del mosquito en el tiempo y facilitar medidas apropiadas y oportunas relacionadas con acciones a llevar adelante… La forma más efectiva de controlar al insecto es el manejo de las cuestiones ambientales. El método más eficaz lo constituye el mejoramiento del suministro y almacenaje de agua, la manipulación de los deshechos sólidos y la modificación de los reservorios en donde habita el mosquito, que son producidos por el hombre.
”El manejo de las cuestiones ambientales debería hacer foco en la destrucción, alteración, eliminación o reciclado de containers y reservorios naturales en los que se produce la mayor cantidad de mosquitos adultos en una comunidad. Estas acciones deberían llevarse adelante en forma concurrente con programas de educación sanitaria y campañas de divulgación que estimulen la participación comunitaria.”
En localidades en las cuales falta el agua corriente, por ejemplo, los requerimientos para mantener la pureza del agua y evitar que los recipientes en los que se almacena se transformen en reservorios del mosquito exigen recursos y tareas de planificación. ¿Se hace esto en forma rutinaria en las zonas de nuestro país endémicas del dengue?
Este resumen permite inferir que, como muchas otras afecciones, la pobreza y la indiferencia de las autoridades juegan un rol clave para la diseminación de la enfermedad.
Cuando a ello se le agrega el ocultamiento, el cóctel es explosivo.
Esto es lo que está pasando en nuestro país. ¿Cuántas vidas puso en riesgo el “error” de la administración provincial de Capitanich? ¿El matrimonio presidencial dirá que esto es un invento de los medios?
Con lo grave que es la realidad presente, el futuro luce sombrío ya que es altamente probable que cuando este brote pase, todo siga igual.
La inseguridad
“Se nota que es tiempo de campaña”, era la reflexión que hacía un hombre del oficialismo a poco de haber terminado la exposición que, con su habitual aire de sermón, dio la Dra. Fernández de Kirchner y en la que se refirió a las medidas que el Gobierno adoptará para combatir la creciente inseguridad que viven muchos lugares del país.
Las categóricas apreciaciones del ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Dr. Ricardo Casal, quien reconoció que el delito en su jurisdicción aumentó 15,4% de 2007 a 2008, dejaron al Gobierno sin más alternativa para discutir.
Esto, sumado a la necesidad de darle soporte a la candidatura, de inminente anuncio, de Néstor Kirchner para encabezar la lista de diputados nacionales del justicialismo, movilizó al Gobierno a dedicarse a un tópico al cual nunca le prestó mayor atención y que será de peso en la campaña electoral.
De ahí que la Presidenta se vio obligada a

Otras Noticias