Por Jorge Lanata para Crítica

Llegó marzo y se ven los síntomas de la crisis: en la canasta ya cabe poco

La inflación de febrero impactó con fuerza y marzo nunca fue un mes neutral: aumentos en los colegios, menor consumo y devaluación controlada.
domingo, 08 de marzo de 2009 · 00:00
Marzo no fue nunca un mes neutral. En el calendario romano, los idus caían en el 15 del mes de Martius y eran días de buenos augurios: los 15 de marzo, mayo, julio y octubre y los días 13 del resto de los meses. Y así fue hasta que Julio César fue asesinado en los idus de marzo del año 44 a.C. En el tomo VI de Vidas paralelas, Plutarco relata que César fue advertido del peligro, pero –finalmente César– no quiso tomarlo en cuenta. Lo que es más extraordinario aún es que un ciego le había advertido del grave peligro que lo amenazaba en los idus de marzo, y ese día, cuando iba al Senado, llamó al invidente y, riendo, le dijo: “Los idus de marzo ya han llegado”, a lo que el ciego le contestó compasivamente: “Sí, pero no se han ido”.

–La verdadera crisis hará su entrada en marzo –se escuchó decir en algunos medios durante el verano–;marzo será el mes de las tarifas altísimas, los colegios con aumento, los alimentos encarecidos. Y, finalmente, llegó marzo, y esta semana nos encontró más preocupados por conservar la vida que por cuidar los exiguos ingresos.

La inflación continúa latente pero ha detenido su vertiginoso crecimiento extraoficial. La palabra que marcará el primer semestre de 2009 es “desaceleración”, una especie de preocupante paz de cementerio que abre las puertas a la recesión. Ya en diciembre comenzó a discutirse quién le ponía el cascabel al gato: si la “desaceleración” era consecuencia de la crisis mundial o si, por el contrario, ya había comenzado en la Argentina antes de que se cayera el mundo.

La evolución de la “Canasta Crítica” publicada por este diario cada sábado muestra parte de este fenómeno: el aumento de precios a febrero de 2009 en comparación con el año anterior impacta más sobre los sectores de clase media que sobre los cercanos a la indigencia (cuadro 1).

La “Canasta Crítica” corresponde al estrato medio representado por los segmentos C2 y C3, que comprenden hoy al 40% de la población. Si se compara con el salario mínimo vital (cuadro 2).

“Los efectos de la crisis ya se notan en la basura”, afirma un estudio de desechos de la Consultora Home Research & Accuracy. “Empezó la caída, es un síntoma de la crisis”, le dijo José Luis Grandi, director de la empresa, a Crítica de la Argentina. La medición de enero muestra en relación con el mismo mes del año pasado una caída importante en el consumo de lácteos ( -14,3%), bebidas (-4,5%), productos de cosmética y tocador (-5,8%) y de limpieza y cuidado del hogar (-5.6%). El detectado por HR&A es el primer cambio negativo en los estudios que realizan desde 2004.

Otros datos aportados por el estudio caminan la cornisa de las paradojas: un aumento del 1,2% de consumo de caramelos y 29% de aumento en los alfajores:

–Tiene que ver con la gratificación inmediata –explica Grandi–. En Estados Unidos se conoce esta conducta como “Índice Lipstick” (lápiz labial) porque la mujer que no puede comprarse un buen par de zapatos se compra, aunque sea, un lápiz labial. Algo similar sucede con el consumo de alimentos congelados, que registró un aumento del 35,2%: “Tiene su lógica, las familias que dejan de ir a comer afuera recurren a opciones de alimentación que no les requieran gran esfuerzo en la cocina”. Los cambios culturales de consumo empujados por la crisis impactan a dos bandas: en el caso de los cartoneros, el día de trabajo que hace un año les rendía unos cien pesos diarios hoy les reporta unos 25 . “Hay gente que sale a trabajar ocho o diez horas y se lleva apenas diez pesos”, confirmó Jorge Olmedo, presidente de la Cooperativa del Oeste a Crítica de la Argentina.

–Durante 2008 se registró una fuerte suba en los precios entre enero y agosto, y después se amesetaron –explicó a este diario Susana Andrada, del CEC, Centro de Educación al Consumidor–.

Pero volvieron a repuntar en febrero de este año. Para los sectores de menores ingresos los alimentos representan el 70% de la canasta básica. Según estudios del CEC, e

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias