Por Eduardo Van Der Kooy para Clarín

El dilema opositor: se afirma en el Congreso pero vacila frente al 2011

De Macri, Carrio, De Narváez y otros politicos con miras a la estrategia política del 2011.
miércoles, 28 de julio de 2010 · 00:00
Los máximos dirigentes del heterogéneo arco opositor sumaron ayer otra coincidencia parlamentaria : dejar caer a mediados del mes próximo las facultades delegadas en el Poder Ejecutivo. Eso sucederá el martes 24 siempre y cuando el kirchnerismo no proponga algún proyecto para que, al menos, algunas de esas facultades – ¿la fijación de las retenciones?– no sigan en la órbita de Cristina Fernández.

Restan algo más de tres semanas y no existe ninguna señal del oficialismo que permita vislumbrar la posibilidad de un acuerdo. El diálogo está quebrado en Diputados por algunas posturas extremas, en debates recientes, del jefe de los legisladores kirchneristas, Agustín Rossi. La realidad es más fluida en el Senado, pero Miguel Pichetto, el mandamás kirchnerista, consumió otra porción de su capital cuando logró la sanción de la ley del matrimonio igualitario.

La coincidencia opositora, alumbrada en el ámbito de la Exposición Rural, pareciera la continuidad de un proceso que no tiene demasiada antigüedad. Arrancó con la eliminación de los superpoderes en Diputados –que el Senado debe ratificar o corregir– e incluyó una cadena de medias sanciones y dictámenes de comisión que empezaron a intranquilizar a los Kirchner. La semana que viene el Senado podría iniciar en el recinto el tratamiento del 82% para las jubilaciones mínimas que, al decir repetido de Kirchner, conduciría a la nación a la quiebra.

Esperan, agazapados, la normalización del INDEC en 150 días, la reforma al Consejo de la Magistratura, también la reforma a la ONCCA. Tampoco las investigaciones sobre el escándalo en las relaciones con Venezuela han concluido.

Está claro que desde hace alrededor de 60 días la oposición ha marcado la agenda parlamentaria y, por ende, tomado el timón de la iniciativa política.

Una realidad que se venía postergando desde junio del 2009 cuando aquella oposición le propinó al Gobierno un duro golpe político en las elecciones legislativas.

El progreso de la oposición, sin embargo, tropieza todavía con límites claros cuando pretende avanzar hacia un estado superior: la construcción de una alternativa de poder para los comicios presidenciales. Aquellos límites, en muchos casos, se levantan por maniobras del kirchnerismo. En otros, parecieran producto de la inhabilidad de sus dirigentes para crear condiciones para sellar pactos sustentables. Se mezclan las diferentes visiones políticas con vanidades personales que, muchas veces, derivan en un estancamiento o en un retroceso.

El doble procesamiento a Mauricio Macri por la causas de las escuchas ilegales –y la reacción de impulsar en la Legislatura su propio juicio político– obró como una diáspora en el campamento opositor. Podrá ponerse en duda si, en efecto, los fallos de Norberto Oyarbide y de los tres jueces de la Cámara Federal estuvieron, en su totalidad, inducidos por las necesidades de los Kirchner.

Pero el marco político general fue pergeñado por el matrimonio y sus huestes.
La reacción del radicalismo, con Ernesto Sanz a la cabeza, y de la Coalición, de Elisa Carrió, se pudo comprender desde la convicción y, en parte, desde la especulación política.

Macri no fue nunca un hombre confiable para los radicales ni para la diputada . Pero estaría claro que las dificultades del jefe porteño para consolidar una alianza electoral con el peronismo disidente podría beneficiar, a futuro, las posibilidades del Acuerdo Cívico.

El peronismo disidente estuvo más contemplativo con el infortunio de Macri. Pero lejos de la intención de indultarlo. Algunas posturas de los disidentes no resultaron más severas porque Eduardo Duhalde se ocupó, con paciencia, de levantar un dique de contención.

En esa geografía influyen viejas disputas personales. Entre ellas, las que fueron filtrando el vínculo entre Macri, Francisco De Narváez y Felipe Solá luego de que esa triple alianza se adjudicó el éxito político del 2009.

E

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias