Jorge Lapeña: "El futuro energético probable de la Argentina es malo"

“Tenemos grandes compromisos internacionales asumidos en el marco de la transición energética”, dijo Jorge Lapeña.
lunes, 11 de octubre de 2021 · 11:13

El presidente del Instituto Argentino de Energía "General Mosconi", Jorge Lapeña, cerró una de las jornadas el Seminario Futuro Energético 2021, que constó de cuatro ciclos con expositores y oradores especialistas en la materia. 

Jorge Lapeña fue el coordinador de la anteúltima de las charlas, denominada “El futuro de la producción, transporte y la distribución de la energía en Argentina”. Allí, la autoridad reconoció: “Tenemos un desafío formidable por delante y tenemos muchas cosas para hacer”.

Tenemos grandes compromisos internacionales asumidos en el marco de la transición energética”, expresó Jorge Lapeña, quien recordó: “Sin ir más lejos, el Presidente de la República dijo que en el año 2030 el 30 % de la energía primaria de la Argentina va a ser renovable”.

En la ocasión expuso el consultor energético, Daniel Gerold. 

De ese modo, explicó: “Esto implica cumplir esa meta expresada formalmente por la Argentina” y que “representa un desafío enorme teniendo en cuenta que faltan aproximadamente 8 años para que se verifique si es real”.

Si hay una restricción en la llegada o la devolución de los capitales, es difícil que podamos materializar la más mínima inversión en desarrollo.

 

Precisiones económicas

“Tenemos un subsidio que en los últimos años significó 143 mil millones de dólares”, resaltó Lapeña, quien dijo: “Hay un déficit del sector energético que se paga a través de la inflación, que es de las más grandes del mundo y tomando créditos que no se pueden pagar”.

En relación con la situación económica, Lapeña se mostró crítico. “Sin capital, sin rentabilidad, sin productividad, sin eficiencia ni planificación energética de largo plazo que ordene las ideas y dé señales a los inversores de que son claras y creíbles y sin empresas de servicios que ganen plata, tenemos todo un futuro por cambiar”. “El futuro energético probable de la Argentina es malo, si no se remueven todas y cada una de las anomalías que se han puntualizado”, enfantizó.

Por último, el presidente del instituto consideró: “El desequilibrio macroeconómico crónico de la Argentina está en la base de la mayoría de los problemas”. Por ese motivo, finalizó: “Esto requiere de acuerdos políticos de largo plazo para ser resueltos, que todavía no existen ni se vislumbran”.

Otras Noticias