Qué recomendaciones seguir para evitar accidentes por monóxido de carbono

La Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo detalló qué prevenciones tomar.
martes, 6 de julio de 2021 · 09:21

Las bajas temperaturas en el país incrementan la utilización de los artefactos para calefaccionarse en el hogar. Con ello, aumenta el riesgo de accidentes por inhalación de monóxido de carbono a causa de instalaciones mal hechas en ambientes cerrados.

Por ese motivo y ante la preocupación por la suba en el número de víctimas, la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (Sinagir) emitió una serie de recomendaciones a fin de evitar intoxicaciones por inhalación del gas mortal.

“Frente a las bajas temperaturas que se atraviesan, en nuestro país, es fundamental que tomemos las precauciones necesarias a la hora de calefaccionar nuestros hogares u otros espacios cerrados que habitamos y podamos evitar situaciones de riesgo para la vida”, aseguró el subsecretario de Gestión del Riesgo y Protección Civil, Gabriel Gasparutti.

De acuerdo al Ministerio de Salud de la Nación, se trata de un gas “muy tóxico” para las personas y también animales, ya que puede producir la muerte. “Ingresa al organismo a través de los pulmones y desde allí pasa a la sangre, ocupando el lugar del oxígeno”, detallaron. 

 

Fuente: (Ministerio de Seguridad)

 

“Reduce la capacidad para transportar oxígeno de la sangre y hace que las células no puedan utilizar el oxígeno que les llega. La falta de oxígeno afecta principalmente al cerebro y al corazón”, resaltó la cartera nacional.

Asimismo, su peligrosidad radica en lo difícil que es detectarlo: no tiene olor, sabor ni color; no irrita los ojos ni la nariz. Es decir, el monóxido de carbono no es detectable a partir de los sentidos humanos.

Por ello, la Sinagir enfatizó en las recomendaciones y pasos a seguir, para no exponerse a accidentes fatales entre los que se destacan las instalaciones de gas y su mantenimiento. Estas deben ser realizadas específicamente por gasistas matriculados.

“Es fundamental hacer las revisiones periódicas de los artefactos, las ventilaciones y las cañerías de gas”, afirmaron. Y también recomendaron que aquellos ambientes con instalaciones de gas deben estar permanentemente ventilados.

La llama debe ser azul siempre.

Tampoco se deben obstruir las rejillas de ventilación de los ambientes y sí es necesario “asegurarse que los conductos de evacuación o salida de gases y chimeneas no estén obstruidos ni desconectados”.

En esa línea, para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono, se deben instalar solamente aquellos artefactos que hayan sido aprobados por los institutos avalados por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas).

Además, sugirieron que “todos los artefactos deben contar con válvula de seguridad y ser instalados en forma fija. No se deben usar mangueras de goma, prohibidas por su peligrosidad”.

Con respecto a los dormitorios y baños, la Sinagir hizo hincapié en que “solamente está permitido instalar artefactos de tiro balanceado”.

La Sinagir depende del Ministerio de Seguridad de la Nación.

 

Qué hacer ante una intoxicación

Por último, la Sinagir emitió una serie de pautas para llevar a cabo si se cree estar ante una posible filtración de monóxido de carbono. En esa situación, es crucial abrir puertas y ventanas, con el objetivo de ventilar el ambiente de manera rápida.

Luego, es necesario “retirarse o retirar a la víctima del lugar contaminado para que se pueda respirar aire fresco” y posteriormente, “llevar a la víctima rápidamente al hospital o al centro asistencial más próximo, aunque haya recuperado el conocimiento”, enfatizaron.

Al monóxido de carbono también se lo denomina “asesino invisible”.

Finalmente, “es conveniente consultar con un Centro de Información, Asesoramiento y Asistencia Toxicológico”, concluyó la secretaría.