Por la sequía en el río Paraná, los embalses tienen un almacenamiento del 35%

La generación de energía se ve disminuida a causa de la bajante.
martes, 10 de agosto de 2021 · 10:30

El río Paraná atraviesa una de las peores crisis de su historia debido a que el caudal enfrenta sequías que no se registraban desde 1944. En ese escenario de emergencia hídrica, el sistema de embalses, ubicado en la cuenca del lado brasilero, cuenta con un almacenamiento del 35% y ponen en jaque la generación de energía hidroeléctrica de la represa Yacyretá.

Los datos se desprenden de un informe hidrológico que elaboró la entidad binacional que comparten Argentina y Paraguay. En el documento, afirman que la bajante en el curso de agua podrá profundizarse y provocar, como consecuencia, dificultades en la capacidad de generación eléctrica.

Asimismo, directivos de la represa Yacyretá remarcaron el hecho de que, para el Servicio Meteorológico Nacional, el próximo trimestre que incluye los meses de agosto, septiembre y octubre, será un período de mayor probabilidad de ocurrencia de precipitación normal o inferior a la normal.

El 75% del área de la cuenca del río Paraná está afectada por sequías.

Otra de las implicancias de la sequía en el río Paraná es el abastecimiento de agua potable para las poblaciones locales de provincias que son atravesadas por el afluente. Además, complica la navegabilidad de los ríos, reduce las operaciones portuarias y afecta otras actividades que emplean agua para su producción.

 

La energía generada

Por su parte, la disminución en la generación de energía eléctrica es una de las principales consecuencias de la bajante, ya que las represas hidroeléctricas tuvieron que disminuir su capacidad de generación a un 50%. 

Las sequías se clasifican de  moderadas a excepcionales y, actualmente, se dan ambos casos.

De hecho, Yacyretá cuenta con 20 turbinas, de las cuales están en funcionamiento apenas 12. De esa manera, genera energía por debajo de los 1.100 Mw, cifra que representa un tercio de su capacidad técnica instalada de 3.200 Mw. 

Cabe recordar que los registros en el río Paraná arrojaron mínimos diarios de hasta 5.500 m3/s, cuando, usualmente, en los meses de junio y julio el caudal alcanza los 14.200 m3/s. Por esa razón, el Gobierno de la Nación decretó la emergencia hídrica.

Otras Noticias