REALEZA

No contuvo el llanto: la decisión de la reina Máxima que le estrujó el corazón

Uno de los grandes dolores que sufrió este año.
martes, 29 de octubre de 2019 · 23:08

Fue una decisión difícil, de esas que hay que estrujan el corazón, que oscilan entre el dolor, la nostalgia y la memoria por la que ya no está, pero vive en cada recuerdo: ocurrió en la última aparición pública de la reina Máxima de Holanda junto al rey Guillermo donde hubo un costoso detalle que no pasó desapercibido para los expertos en royals, quienes notaron que la argentina estaba luciendo una costosa pieza de joyería de la marca Cartier. Pero el tema es a quién pertenecía.

La pareja asistió a la premiere del documental 'Galápagos. Esperanza para el futuro', rodado en las conocidas islas del océano Pacífico. Para la ocasión, Zorreguieta eligió un top cruzado de terciopelo y un largo fular con flecos, que usó sobre sus hombros. Acompañó con pantalones de lentejuelas en color verde,  conjunto by Natan que combinó con unas sandalias de plataforma.

 

Sin embargo, el ítem que se robó todas las miradas es un brazalete de oro y tsavoritas  en forma de elefantes enlazados. Es una pieza parte de la colección de la reina Juliana, quien se lo había regalado a la recientemente fallecida princesa Cristina. Tras su muerte, fue un obsequio que la familia decidió hacerle a Máxima. Estrenarla por primera vez fue una decisión que le costó muchísimo tomar a la reina y que, aseguraron los testigos, no contuvo el llanto al ser consultada sobre la joya.

"La reina Máxima de Holanda es una mujer joven de alma y aspecto, muy educada y decidida. Sabe lo que quiere, lo que le queda bien y se anima a combinar. No pide piezas especiales. Llega al local y elige entre las que están a la venta. Es la clienta perfecta porque no se queja: si le gusta algo, se lo lleva”, aseguró el arquitecto Celedonio Lohidoy a la revista Quién.

Es habitual ver cómo la argentina combina sus outfits con excéntricas piezas que resaltan su estilo único. También es de público conocimiento que la esposa del rey Guillermo siente una fascinación por las joyas en forma de bichos. Poco a poco ha sumado varios items en diversas formas y ya casi tiene ¡su propia plaga! Mariposas, escarabajos, libélulas, abejas y hasta arañas son parte de esta divertida colección personal, que cuenta con objetos de los diseñadores más reconocidos que elige Máxima, como el brazalete de la fallecida princesa Cristina, uno de los grandes dolores que sufrió este año.

 

Otras Noticias