"Apache", la serie del momento, reveló el accidente que marcó a Carlos Tévez para siempre

La cinta que cuenta la vida del "Jugador del Pueblo" mostró cómo "Carlitos" se hizo la cicatriz en su cuerpo.
miércoles, 21 de agosto de 2019 · 13:35

"Apache", la serie que cuenta la vida de Carlos Tévez se estrenó el pasado viernes 16 de agosto en el gigante de streaming, Netflix, bajo la dirección de Adrián Caetano. La ficción cuenta con ocho capítulos de una hora de duración cada uno.

A su vez, revela cómo fue la dura infancia de Carlitos y los comienzos de éste último en el fútbol. Además, destacamos que el filme también muestra al Barrio Ejército de los Andes, llamado Fuerte Apache, barrio marginal en el que creció el joven deportista, hoy delantero de Boca Juniors.

Tal y como lo anticipó su tráiler, la cinta comienza con aquella famosa cicatriz que posee el jugador, la misma que generó la curiosidad se sus fans y que, en el fondo, refleja una triste historia de vida marcada por la tragedia, el abandono maternal y la pobreza.

Según la serie, "Apache", la madre de Carlos Tevez estaba embarazada de 7 meses cuando su padre falleció. Por esta razón, Carlitos jamás conoció a su progenitor pero, lo más triste de todo esto es que, cuando cumplió 6 meses de vida, fue abandonado por su propia mamá.

Desde entonces, el jugador de Boca Junior fue adoptado por sus tíos: Segundo Tévez y Adriana Martínez. Él, los considera a ellos como sus verdaderos padres, de ahí que en su adolescencia decidió cambiarse el apellido.

En cuanto a su evidente cicatriz, en 1984, Carlitos tenía 10 meses. Su madre y su tía estaban tomando mate en la cama cuando el agua hirviendo cayó sobre el rostro del bebé, parte de su cuello y del pecho.

Como la lluvia no cesaba, ambas mujeres decidieron envolverlo en una frazada para protegerlo del frio y llevarlo a un hospital. Este procedimiento, definitivamente, complicó la tarea de los médicos. Carlos Tévez, tenía quemaduras de tercer grado y su estado era crítico.

Finalmente, Segundo (tío del jugador) no se despegó ni un minuto de su lado. Los profesionales lo operaron para separar el mayor tejido posible de la herida y lo lograron. Hoy en día, es solo una marca en su piel que tiene una historia, la cual será continuada con una segunda temporada.

 

Más de

Otras Noticias