REALEZA

Nada para celebrar: la pesadilla no termina y la Reina Isabel tomó una gran decisión

Estaba planificado para el 19 de febrero.
viernes, 14 de febrero de 2020 · 21:48

Es su hijo y le rompe el corazón, pero la Reina Isabel ha tomado una dolorosa decisión con respecto al cumpleaños del Príncipe Andrés el próximo 19 de febrero: no tiene previsto alterar su agenda y canceló todo lo concerniente a celebrar el aniversario de su hijo quien vive una pesadilla que no ha terminado.

Para la Reina Isabel el deber está por encima de cualquier cosa -mucho más en estas circunstancias- y como tal, el próximo día 19, la Reina ya anunció que participará de en la inauguración de un nuevo complejo sanitario en Bloomsbury, Londres: se trata de un evento más en su intensa agenda.

Lo que la decisión de cancelar las celebraciones oficiales por el aniversario del Príncipe Andrés pone en incógnita de cara al futuro es qué hará la Reina Isabel con el casamiento de Beatriz de York, su nieta, la hija del Príncipe Andrés, adonde habrá unos invitados muy especiales: el Príncipe Harry y Meghan Markle.

El duque de York cumplirá 60 años el próximo día 19 y, tal como están las cosas, no habrá celebraciones por todo lo alto: el Sunday Times confirmó que la Reina Isabel había cancelado la fiesta prevista por este especial aniversario a la que iban a asistir varias organizaciones benéficas que ya se han desvinculado de él.

La investigación sobre el caso Epstein sigue su curso y los rumores en torno al príncipe Andrés no han dejado de sucederse, lo cierto es que el hijo de la Reina Isabel no se ha apartado del todo de la vida oficial.

Pudo comprobarse que hace unos días el Príncipe Andrés asistió junto a su ex mujer, su hija mayor y el prometido de ella a una cena con el embajador chino en Londres, en la que además transmitió un mensaje de parte de la Reina Isabel.

La foto ha caído mal a la opinión pública y  desde Buckingham se han apresurado por asegurar que se trataba de una reunión privada, pero no ha quedado ahí: la Reina Isabel fue vista en los terrenos de Windsor montando a caballo junto a su hijo a pesar de haber retirado su apoyo público.

Queda claro que en privado el Príncipe Andrés sigue siendo el hijo de la Reina Isabel: se trata de una situación que genera gran controversia no solo en el Reino Unido, sino en otras partes del mundo , y que tiene, por ahora, difícil solución. El Príncipe Carlos ya ha manifestado su tristeza por el caso que compromete a su hermano y que, por lo pronto, no tendrá motivos para celebrar.

Otras Noticias