“El recuerdo de oír tu nombre por primera vez”: Flor Kirchner y un emotivo homenaje. ¡Qué emoción!

La hija de Cristina lo hizo en su Instagram.
viernes, 8 de mayo de 2020 · 14:35

Desde que volvió de su estadía en Cuba, Florencia Kirchner se luce en su cuenta de Instagram con escritos hechos por ella, en los que refleja cómo es su actividad diaria y los sentimientos que la recorren por estos días.

La hija de Néstor y Cristina vivió momentos muy duros a causa de una enfermedad poco conocida y tuvo que estar lejos de su país natal por mucho tiempo.

Después de haber hecho un largo tratamiento en la paradisíaca isla, Florencia regresó con todo.

View this post on Instagram

u00bfPara quu00e9 mi cara si en la portada estu00e1 mi amiga Elizabeth Barrett Browning? Una eterna encerrada como quien les escribe. No suelo subir nada que estu00e9 leyendo en el momento pero esto me tiene como loca. Hace mucho tiempo trabajo en textos y ficciones la temu00e1tica de u00c9l u00c1ngel Del Hogar que nos lanzu00f3 Virginia animu00e1ndonos a asesinarlo dejando el cuarto propio lleno de plumas y restos de ese ser espantoso. Este libro, si bien tiene como eje la literatura victoriana del siglo XlX (uno de mis periodos favoritos en la ficciu00f3n) tambiu00e9n recorre autoras como Plath, Sexton, Woolf, para ir asu00ed mostru00e1ndonos al antiu00e1ngel, como las autoras del ensayo la llaman: La mujer monstruo. Esa chica que no se construye para cumplirle el imaginario al hombre. Pone un increu00edble ejemplo de Thackeary: La sirena muestra en la superficie ese pelo dorado virginal, la cintura y el pecho como un corazu00f3n, mientras debajo de la superficie estu00e1 la cola monstruosa, pegajosa, llena de escamas, una babosa. Toda mujer tiene que ocultar ese lado mounstroso, mientras ellos siempre todos enteros afuera, siempre ocupando el espacio, siempre tanto que como dice el poema acu00e1 citado de Mary Elizabeth Coleridge u201cEncontru00e9 en el espejo la visiu00f3n de una mujer enfurecidau201d. u0026lt;La fealdad secreta y vergonzosau0026gt; escriben, y su00ed, yo no conozco a ninguna que no estu00e9 intentando ocultarla. Citan como ejemplo a una chica que llega una noche, se quita su peluca, su ojo de cristal y que al du00eda siguiente deberu00e1 emplear todas sus u0026lt;Artesu0026gt; para reconstruir u0026lt;Partes esparcidasu0026gt;. Intensa ansiedad por llegar a la parte en la que se explayen sobre Bertha Rochester-la loca mujer-de Jane Eyre, El Ancho Mar De Los Sargazos de Jean Rhys y toda la locura, la fuga, el encierro reflejados en la literatura escrita por mujeres. Porque nos volvieron explu00edcitamente locas, o nos condenaron por no entrar en la tiranu00eda de sus sueu00f1os de varu00f3n. Va perdiendo peso tener que serles lindas. Leer esto es una revuelta a la literatura, como la revuelta que viviu00f3 mi mente el du00eda que J empezu00f3 a hacerme aire-y sin decu00edrmelo-porque sufru00ed trastornos varios y escribu00eda mejor que u00e9l. Chau. PD: voy a ir subiu00e9ndoles de a poco subrayados de estas 600 pu00e1ginasu2728

A post shared by Florencia Kirchner (@florenciakf) on

Con un notable cambio de actitud y mostrando su verdadera personalidad, la más joven del clan Kirchner es furor en sus redes sociales.

Además de escribir y plasmar en imágenes su día a día, la cineasta muestra cuáles son algunos de sus libros preferidos, este es uno de sus hobbies favoritos.

View this post on Instagram

Mi maternidad es como la de un unicornio drogado. Ese disfraz se infla todo en las piernas y se hace nacer la cabeza y los brazos de un unicornio plu00e1stico. Mi hija lloru00f3 cuando me lo saquu00e9. Ella se viste de una unicornia con tules. Seguro va a pensar alguna cabeza u00bfLa deja vestirse como hada? u00bfNo es todo muy de brillos patriarcas? Y no. Yo les digo que no. Hubo vez una, que una amiga me contu00f3 que a su hija le escondu00eda los disfraces de princesa. Le preguntu00e9 u00bfsi fuera varu00f3n tambiu00e9n se los esconderu00edas? Me dijo que no. Y entonces u00bfQuu00e9, chicxs? u00bfAhora invertimos el binarismo? u00bfLas nenas de Spiderman y los varones de Hadas? u00bfHay nada mu00e1s que nenes y nenas? No, no. Hay mu00e1s, mucho mu00e1s. Todo es para todxs. Todo es para esx que desee. Permitan el deseo. Y ademu00e1s las Hadas siempre fueron hermosamente malvadas. Yo las buscaba entre las cortinas de mi casa y nunca vinieron a verme. Me dejaron sola y esperando. Por lo que le saquu00e9 las cabezas a mis barbies; esas forras no me respondu00edan. Volu00e9 por la casa llorando hasta mi padre y culpu00e9 a mi hermano de la hegemonu00eda rota en mis estantes. Mentu00ed, le dije: fue u00e9l papu00e1, fue u00e9l. La infancia es una cosa que no tiene tu00edtulo, vale u00fanicamente lo que diga le niu00f1e que ve. Ayer despuu00e9s de esta locura madre-hija, me fui a buscar uno de mis libros mu00e1s viejos, Las flores del mal. Queru00eda leer el dolor de la belleza. Queru00eda leer el vino que hace tanto no tomo. Queru00eda acordarme de mu00ed. Dos du00edas seguidos publicando textos de varones, deberu00edan venir a buscarme de a quinientos y cancelarme.

A post shared by Florencia Kirchner (@florenciakf) on

En el día de ayer, la escritora aprovechó el natalicio de Eva Perón y rememoró un episodio de su infancia.

Junto a una fotografía de la Evita, Florencia escribió: “Jugando cerca de un piano de cola, a los cuatros años, tengo el recuerdo de oír tu nombre por vez primera: Evita. 🤍”, con notable nostalgia.