En su viaje por la Patagonia, Laurita Fernández conoció El Chaltén, la capital del trekking

Junto con Nicolás Cabré, Laurita Fernández llegó a horas de un sismo.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 14:00

Tras varios días románticos y de placer en el Glaciar Perito Moreno y El Calafate en compañía de Nicolás Cabré, Laurita Fernández arribó junto a su pareja a El Chaltén, otro de los paraísos emblemáticos de la Patagonia argentina.

El momento fue decididamente oportuno porque cerca de las cinco de la mañana del día anterior, cuando Laurita Fernández estaba en El Calafate, se sintió un fuerte sismo de 5.4 grados con epicentro en Chile. El recorrido por esa zona de la bailarina con el actor quedó documentado en las hermosas fotografías que compartieron.

Aridez y cielo azul: el paisaje de esta región de Santa Cruz es sorprendente y atractivo. 

No fue un viaje que se conociera, sino espontáneo: Laurita Fernández armó sus valijas y tras un vuelo a El Calafate, se vio a la pareja pasear por los glaciares.

Al arribar a El Chaltén, la capital del trekking y uno de los sitios más requeridos tanto por el turismo nacional como el internacional, la actriz y conductora contó algunos detalles de la situación que les tocó vivir.

Se movió el piso y se escuchó un ruido tremendo, gran manera de arrancar la experiencia.

La inmensidad del Lago Argentino entre las fotos de la bailarina.

Lo cierto es que Laurita, sobrellevó el incidente y se trasladó junto a su pareja a la localidad de El Chaltén, donde aún les queda por conocer parte de ese entorno idílico.

Laurita presenció el momento en que se desprendía parte del glaciar. 

 

Cerca del Monte Fitz Roy

En el departamento Lago Argentino de la provincia de Chubut, a 450 metros sobre el nivel del mar, se encuentra la localidad de El Chaltén. Está en los Andes australes, dentro del Parque Nacional Los Glaciares, en un valle donde confluyen los ríos De las Vueltas y Fitz Roy. El cerro Chaltén, o también llamado Fitz Roy, es la figura predominante del paisaje.

El nombre de la localidad se debe a la mítica montaña que llama la atención entre el resto de los picos que la rodean. Chaltén es un término de la lengua aónikenk con la que los antiguos tehuelches nombraban a esta montaña que consideraban sagrada. En su lengua, El Chaltén significa montaña humeante; esa es la impresión que da cuando las nubes se instalan con el viento en su cumbre.