Julia Roberts presume del living de su lujosa mansión en San Francisco con estilo victoriano

El ambiente preferido de Julia Roberts cuenta con amplios ventanales.
miércoles, 20 de octubre de 2021 · 11:00

Es una de las estrellas más importantes del mundo y eso le permite viajar de una residencia a otra sin problemas. Aunque tiene varias propiedades, Julia Roberts demuestra que la casa victoriana en San Francisco es una de sus preferidas.

La actriz de “Mujer Bonita” no tuvo impedimentos en adquirir por casi 9 millones de dólares la casona de estilo de cinco plantas, ubicada en el exclusivo barrio de Presidio Heights. Con esta nueva compra, ahora Julia Roberts descansa un tiempo allí o en su rancho de Malibú o en el apartamento en Nueva York.

El living presenta una decoración sobria. Lo que llama más la atención es el ventanal con una panorámica envidiable.

Julia Roberts hace honor a su apodo de la “sonrisa de América”. Y es que todo lo que toca se convierte en felicidad. Con 53 años, goza de una familia grande con tres hijos y de las maravillosas residencias de su propiedad donde se aloja.

Por afuera, la casona llama la atención por su particular techo de tejas de pizarra. En el interior, además de los 5 dormitorios y 4 baños, el sitio preferido es el elegante living donde la actriz hizo gala de su buen gusto.

Julia Roberts pasa largas temporadas en San Francisco, su segundo hogar tras esta adquisición.

La estructura de la vivienda brinda la base para la decoración porque cuenta con molduras, piso de madera y paredes blancas. Ella le sumó su impronta con detalles coloridos, como cuadros y jarrones y la combinación perfecta de objetos clásicos y modernos.

La casa fue construida en 1907 y está ubicada en la calle Washington.

Tanto en el living como en el comedor instaló sillones y sillas tapizadas en terciopelo con colores sobrios como el bordó o el verde oliva. En un rincón, la chimenea ofrece el espacio perfecto para una buena lectura o para ver caer la lluvia desde el amplio ventanal.

 

La cocina perfecta

Si hay otro ambiente que destaca en la casa de la actriz es la amplia cocina. Cuenta con mesadas de mármol y una isla central; abundan los artefactos electrodomésticos de última generación. Desde allí también es posible observar, a través de los ventanales, el Golden Gate y la bahía de San Francisco.

Frente a la chimenea se reúne con su marido, Danny Moder, y sus hijos, los mellizos Hazel y Phinnaeus, de 15 años, y Henry, de 12 años. 

En el piso más alto, en lo que fue una antigua buhardilla, la actriz decidió que sería su lugar privado. Es allí donde trabaja y donde también tiene su espacio para el relax.

Otras Noticias