Junín de los Andes: el lugar de la Patagonia que Christophe Krywonis elige para cocinar y descansar

Es una localidad elegida por aquellos que gustan de salir a pescar, como Christophe Krywonis.
lunes, 4 de octubre de 2021 · 14:00

Ubicada en el sudoeste de la provincia de Neuquén, Junín de los Andes es una ciudad que llama al turismo por su gran diversidad de atracciones. Además, es uno de sus lugares favoritos en el mundo, según contó Christophe Krywonis, que visita esta localidad con frecuencia.

La ciudad que es cabecera del departamento Huiliches está a 400 kilómetros de la ciudad capital. Y es allí donde el cocinero francés suele disfrutar de su tranquilidad y de su bello paisaje. Christophe Krywonis suele llegar cada invierno para formar parte de un evento gastronómico único.

Los senderos cercanos a la ciudad son los preferidos por el cocinero para conocer la Patagonia. 

Entre los atractivos más importantes de esta ciudad preferida por Christophe Krywonis está emplazada sobre la margen derecha del río Chimehuin, en donde se acercan los fanáticos de la pesca con mosca. Junín de los Andes es considerada la capital nacional de la trucha.

Más allá de todas estas maravillas que reúne la localidad neuquina, para el cocinero francés también es una forma de reencontrarse con sus amigos, hacer alguna salida de pesca y cocinar en algún restaurante de su grupo cercano.

Una de las mejores vista es la del lago y el volcán Lanín.  

Este año, por ejemplo, en el mes de agosto, estuvo presente en Casa Mosqueta, un emprendimiento gourmet que llevan adelante Florencia Randazzo y Carlos Viscarro. Es una casa de té que propone una opción de calidad. Entre las actividades que realizaron ese día, hubo tragos en la barra y brusquetas, ensaladas de trigo burgol y empanaditas de masa casera, rellenas con carne ahumada.

 

Comida francesa en la Patagonia

Entre los platos que contaron con el sello de Christophe se brindó una sopa crema de arvejas con crutones y chicharrón de panceta ahumada.

Una de las casas de té más reconocidas es en la que estuvo el cocinero para su inauguración. 

Además, el plato principal fue ossobuco a la naranja, una receta del francés que demandó 12 horas de cocción y que se sirvió con polenta de arroz. El postre consistió en una Panna cotta de mascarpone y frutilla. El vino estuvo a cargo de la bodega Lagarde.