Fuerte

"Me decía que se tenía que ir": totalmente quebrada, Ana Rosenfeld contó que soñó con su marido

Ana Rosenfeld recordó al padre de sus hijas con mucho dolor y se mostró movilizada.
lunes, 1 de noviembre de 2021 · 14:40

Ana Rosenfeld vive un momento muy difícil a causa de la muerte de su marido, Marcelo Frydlewski. En las últimas horas, contó muy emocionada el sueño que tuvo con él hace unos días. 

"¡Nada nos va a separar jamás! Te amé, te amo y te amaré para toda la vida", escribió Ana en su cuenta de Instagram, luego del entierro de Marcelo.

Invitada a "Los Ángeles de la Mañana", Ana Rosenfeld habló a corazón abierto y totalmente quebrada contó: "Todas la noches sueño con él. Ayer que soñé con él, estaba con su campera naranja y yo lo agarraba muy fuerte para que se quede". "Tal es así que me levanté con las manos acalambradas y me miré y dije: '¡Qué pasó!'. Claro, era que yo le decía: 'Amorcito, quedate, no te vayas, no me dejes'. Y él me decía que se tenía que ir, pero que nunca me iba a dejar. No quiere dejarme sola", expresó la abogada de Wanda Nara entre lágrimas. 

 

El duro relato de Ana sobre cómo se enteró del fallecimiento de Marcelo

En otra parte de la entrevista, Ana Rosenfeld recordó cómo fueron los últimos meses junto a Marcelo en Miami, donde se encontraban, y contó cómo le comunicaron que su marido había fallecido: "No te dejaban ir al sanatorio. Los partes lo daban como querían y si no había avances, no veían razón para que te dieran partes. Es muy distinto todo".  

"La medicina puede ser maravillosa, no hay discusión que en Estados Unidos tienen acceso a muchísimos medicamentos y tratamientos, pero no tienen el factor humano", sostuvo la letrada y escritora argentina. "Fue todo muy cruel. Los médicos se dieron cuenta que me hicieron un daño increíble, porque me decían que se estaba muriendo, que le quedaban horas de vida, y no fue así. Un daño emocional terrible porque me dieron a entender que podía haber un milagro", se lamentó. 

Sobre el final de su relato, Ana confesó que el 9 de octubre la llamaron por teléfono a las 05:00 de la mañana desde el sanatorio para comunicarle que Marcelo había muerto. "¿Por teléfono?", preguntó sorprendido Ángel de Brito. "Sí, fue cruel. Mucho llanto, mucha impotencia. Uno siempre tiene la ilusión de un milagro", dijo la abogada.

Otras Noticias