PAREJA Y SOCIOS

En su mejor momento laboral, Pedro Alonso vive una intensa historia de amor con una hipnoterapeuta

La actual mujer de Pedro Alonso se especializa en tratamientos alternativos.
lunes, 22 de noviembre de 2021 · 14:00

Con el nombre de la capital alemana en la serie de Netflix, Pedro Alonso pasó a formar parte de los más afamados del espectáculo español. Pero no solo vive un inmenso momento en lo laboral, sino que además vive con suma intensidad una de las mejores etapas en lo sentimental.

El actor que protagonizó “La Casa de Papel” tiene un lado privado que suele mostrar brevemente en sus redes sociales. Sin embargo, en muchos de los eventos de los que participa, Pedro Alonso suele ir acompañado de su pareja, quien es la dueña de su corazón.

 En Vigo, su ciudad natal, el actor conoció el teatro por primera vez. Tuvo que viajar a París, para conocer a su amor de pareja. 

Desde hace unos años, Pedro Alonso mantiene una relación con Tatiana Djordjevic, una hipnoterapeuta parisina de origen serbio a la que conoció durante unas vacaciones en Francia.

A pesar de que no suele dar muchos detalles de su vida privada, el intérprete de Diego Murquía en “Gran Hotel” no tiene secretos ni vergüenzas para dar detalles de su pareja: "Tiene un perfil maravilloso. Es guapa, muy lista y tiene inquietudes no convencionales”, menciona en cada entrevista.

El primer trabajo en TV fue en "Padre Casares", donde dio vida al sacerdote protagonista. Ahora, para cada papel consulta a su mujer, Tatiana. 

Como Tatiana es especialista en hipnosis, el actor asegura que quedó impactado cuando tuvo su primer encuentro con ella. “Yo nunca había conocido a nadie que hiciera regresiones, pero sí que me interesaban las terapias alternativas. Por eso, a los pocos días de conocernos, Tatiana me dijo '¿quieres que te haga una regresión?' y yo '¡¿cómo?!'".

El encuentro de ambos se produjo en París y fue, según contó en una nota a Vanity Fair, un auténtico flechazo. El primer día que la vio solo se pusieron a hablar y él le pasó su teléfono por si quería encontrarse mientras él se alojaba en la ciudad. Y desde entonces no se separaron.

Me contó que era hipnoterapeuta y en los jardines de Giverny, los de los cuadros de Monet, me ofreció hacerme la regresión.

 

Su otro gran amor

Aunque su papel en la serie de Netflix fue su gran salto a la fama, Pedro Alonso lleva años dedicado al mundo de la actuación y no solo lleva el arte sobre las tablas y en un set de filmación, sino que además pinta.

Con su novia también comparte el gusto por la pintura y el arte en general. 

En cada fase de preparación de un nuevo personaje, pintar se ha convertido en una necesidad igualmente sanadora, según él mismo relata: "En los últimos 14 años, lo que más he hecho ha sido pintar. Es una forma de reconectar, un modo de mirar más intuitivo, menos racional. Hay demasiada cabeza en este mundo, y quiero más instinto”.

Otras Noticias