"Pasado colonial": Meghan Markle golpeó a la reina Isabel II donde más le duele

Se comienzan a sentir las repercusiones políticas de la entrevista.
martes, 16 de marzo de 2021 · 00:30

No fue al vicio que la reina Isabel II saliese al cruce contra las acusaciones de racismo de Meghan Markle y Harry, teniendo en cuenta las colonias británicas y el impacto que podrían tener en las mismas. En las últimas horas ya comenzaron a verse las consecuencias políticas de las declaraciones de la duquesa de Sussex.

Según la BBC, el gobierno de Barbados informó que destituirá a la reina como "jefa de Estado" el 21 de noviembre de este año al cumplirse el 55 aniversario de su independencia. Mia Mottley, primera ministra de Barbados, declaró en ese sentido y es imposible no relacionar sus palabras con la entrevista que Meghan y Harry le dieron a Oprah Winfrey. Cabe recordar que ambos indicaron que dentro de la realeza británica se especuló con el color de piel de su hijo Archie. 

Sin embargo, desde el Palacio de Buckingham salieron al cruce de las especulaciones que podrían relacionar el hecho con las acusaciones de Meghan Markle y remarcaron que las conversaciones sobre el tema son de larga data. "No surgió de la nada, ha sido discutida y hablada, inclusive, públicamente", declararon a la BBC fuentes cercanas a la Corona. Desde Barbados fueron categóricos:  

Llegó el momento de dejar completamente atrás nuestro pasado colonial. 

No fue el único coletazo político generado por la exactriz estadounidense, sino que la polémica revista Charlie Hebdo dedicó su reciente portada al escándalo en la familia real británica. Con un impactante dibujo, la publicación francesa representó a la reina Isabel II sobre Markle, simulando el asesinato de George Floyd en manos de la policía norteamericana. 

El titular pregunta "¿Por qué Meghan se fue de Buckinham?", a lo que la imagen de la exprotagonista de "Suits" responde: "Porque ya no podía respirar". Una nueva crítica, al estilo de Charlie Hebdo, contra la soberana del Reino Unido. 

Pocos días después de la entrevista de los duques de Sussex con Oprah, la realeza respondió con un comunicado oficial remarcando que investigará "puertas adentro" las acusaciones de racismo. Luego, fue el príncipe William quien rompió el protocolo en una visita escolar para enfatizar que no son "para nada una familia racista". 

Otras Noticias