Lejos del protocolo: la increíble historia de amor de Máxima de Holanda y el rey Guillermo

La argentina conquistó a todos desde el primer momento.
viernes, 19 de marzo de 2021 · 01:15

Máxima de Holanda conoció al rey Guillermo en 1999 en la Feria de Sevilla, España. Cuenta la historia oficial que ella logró flechar al heredero al trono de los Países Bajos al ponerse a bailar desenfrenada con un vestido de gitana, propio de la ocasión.

Una persona en común ofició de nexo entre Máxima Zorreguieta de 28 años y Guillermo, el hijo de la reina Beatriz, quienes se convirtieron en pareja de baile esa misma noche. La relación se mantuvo en secreto durante un buen tiempo hasta que la convicción de que la cosa iba en serio obligó a la presentación oficial con su majestad.

Máxima conquistó inmediatamente a su suegra a base de carisma y educación. Quien sería la reina de los Países Bajos supo que debería empezar a empaparse con la cultura del lugar del que, más pronto que tarde, sería su principal representante.

El 2 de febrero de 2002 llegó el tan ansiado día para la nacida en Argentina y Guillermo de Orange: se casaron y recibieron todo el cariño del pueblo por las calles de Ámsterdam. Sin embargo, el momento más emotivo se dio en la ceremonia religiosa cuando el rey le obsequió a su reciente esposa la canción “Adiós Nonino” de Astor Piazzola.

La única polémica fue la ausencia de Jorge Zorreguieta, el padre de Máxima de Holanda, quien no pudo asistir a la boda por decisión de las autoridades holandesas debido a sus vínculos como funcionario de la última dictadura militar argentina. Cabe recordar que los Países Bajos fueron uno de los principales destinos de cientos de exiliados que huían de la represión.

Otras Noticias