Polémica en puerta: Máxima de Holanda y una aparente Pascua que se aproxima

La familia real tendría destino para la celebración.
miércoles, 24 de marzo de 2021 · 00:22

Máxima de Holanda y su familia están analizando las opciones para celebrar la Pascua, pero las tratativas se enmarcan en un ambiente más que caldeado. Luego de las elecciones legislativas en Holanda, con manifestaciones y represión antimotines para evitar aglomeraciones, la popularidad del matrimonio real está en sus niveles más bajos. Por si fuera poco, la pandemia evitó que Máxima pudiese desplegar su carisma en actos oficiales y eso acrecentó la sensación de ausencia. 

Sin embargo, poco a poco, Máxima Zorreguieta comienza a hacer de las suyas como ocurrió la semana pasada cuando se reunió con una compañía de danza y deslumbró a todos con su vestuario ecológico. Una visita que tuvo como antesala los preparativos para la festividad de la Pascua que, según aseguraron varios medios como Vanity Fair, sería en España. 

La elección del destino no es menor ni tampoco inédita: el hecho de que Alexia, la hija del medio de Máxima, compartirá clases con la princesa Leonor quizás inclinó la balanza para que la familia decidiese trasladarse hacia esas tierras. No se trata de un lugar desconocido para la familia. 

La nacida en Argentina y sus hijas ya pasaron Semana Santa en España, más específicamente en Almería, durante el año 2013. En ese momento, compartieron viaje con Victoria y Daniel de Suecia. Los ánimos caldeados de un 2021 pandémico no parece un escenario propicio para andar paseando. En caso de confirmarse el rumor del traslado de la familia real, seguro será un nuevo escándalo que no le gustará a nadie. 

Se vienen días difíciles

Amalia y Alexia, las hijas mayores de Máxima, pondrán a su madre frente a un auténtico desafío en los próximos meses cuando ambas abandonen los Países Bajos para continuar sus estudios. La segunda se trasladará a Gales para seguir los pasos de su padre como alumna del UWC Atlantic College, mientras que la heredera al trono se tomaría un año sabático para viajar por el mundo trabajando en voluntariados o pasantías. 

En innumerables entrevistas, tanto la reina de los Países Bajos como su familia confesaron que son muy unidos en el día a día. A diferencia de otros miembros de la realeza mundial, intentan hacerse el tiempo para estar juntos y estar presentes en la vida de sus hijas. Así lo confesaron las jóvenes, quienes sentirán la ausencia de sus progenitores a la hora de abandonar su país para seguir creciendo.