Su vocación: el amor al que Máxima de Holanda jamás renunciará

La reina de los Países Bajos mantiene intacto su compromiso.
jueves, 25 de marzo de 2021 · 01:00

Máxima de Holanda tiene una extensa carrera vinculada con los mercados emergentes y la inclusión financiera como estrategia para eliminar la desigualdad social. Licenciada en Economía por la Universidad Católica Argentina y con un máster realizado en Estados Unidos, la reina de los Países Bajos siempre se mantuvo actualizada en las temáticas que llamaron su atención desde un primer momento. 

De hecho, Máxima es asesora para la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre inclusión financiera y participó en las últimas horas de la novena emisión de la Global Money Week. Bajo el lema "Cuida de ti mismo, cuida de tu dinero", el evento busca concientizar sobre la importancia de poseer "salud financiera" (bienestar y resiliencia) en un contexto como el que atraviesa el mundo desde hace un tiempo y que fue recrudecido por la pandemia del coronavirus. 

La Global Money Week se enfoca en los jóvenes para que puedan adquirir herramientas financieras que puedan ayudarlos con su futuro, generando una economía inclusiva y sostenible que favorezca el bienestar de sus países. En esta oportunidad, Máxima Zorreguieta estuvo acompañada de Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).  

A través de una videollamada, la nacida en Argentina relató los beneficios de una educación temprana en economía o sistemas financieros, como también le reconoció a los interesados su participación en la jornada. Cabe recordar que la economista realiza esta función desde hace más de 20 años y participa de foros mundiales en las principales entidades financieras del mundo. 

Fuente: (UNSGSA)

Una activista ambiental

Dentro de la apuesta por un mundo más inclusivo económicamente, Máxima de Holanda también es una reconocida activista por el medio ambiente. No solo desde el discurso, sino también desde la acción, la reina ha querido demostrar que su compromiso es en serio y por eso eliminó el cuero natural de su vestuario, un estilo de indumentaria muy presente en los guardarropas de la realeza de todo el mundo. 

De hecho, para su último acto oficial presencial, la esposa del rey Guillermo dio que hablar con su falda de lino encerado y su blusa de seda de Natan, una empresa belga que forma parte de sus marcas favoritas. Acompañó su look con un abrigo sin mangas, cartera y pendientes a juego, más un llamativo collar de plumas que se robó toda la atención.