Otro golpe contra la reina Isabel II: esta vez fue su nieto mayor

La familia real no ahorra disgustos.
martes, 30 de marzo de 2021 · 00:15

El nieto mayor de la reina Isabel II es el nuevo protagonista de otro escándalo familiar en una temporada en la que la realeza británica no ahorra disgustos. Esta vez, Peter Phillips, el hijo de la princesa Ana, tuvo que declarar con la policía tras ser acusado de haber roto las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus. 

Como si a Isabel II le faltaran parientes con polémicas con los cuales lidiar, Peter no tuvo mejor idea que trasladarse más de 700 kilómetros en pleno confinamiento hasta St Cyrus, un pueblo ubicado en Escocia. Nadie sabe muy bien a qué fue, salvo que se instaló en la casa de una amiga divorciada de Zara Tindall, su hermana. 

De esta manera, Phillips se suma a la lista que comenzó en los últimos años (como para no retrotraernos tanto) con su tío Andrés y su amistad con Jeffrey Epstein, acusado de explotación de menores; seguido de cerca por su primo Harry y Meghan Markle, quienes directamente patearon el tablero y renunciaron a la realeza. Un combo ideal para la antesala del cumpleaños número 95 de la reina

Quizás el toque de color lo aportó Zara Tindall, la hermana de Peter, al traer a luz al décimo bisnieto de la soberana del Reino Unido, con el detalle de que parió al bebé en el baño de su casa por no llegar al hospital. Afortunadamente, tanto la madre como el niño están en buen estado de salud. 

Pero el escándalo con Peter Philips no quedó allí, ya que la explicación del Palacio de Buckingham no hizo más que reavivar las críticas. Según la Corona, el nieto de la reina Isabel estaba en pleno viaje de negocios y se quedó en la casa de la mujer por tratarse de alguien que es prácticamente "de la familia". Los escoceses hicieron caso omiso a la explicación y cuestionaron el haberse saltado las reglas: ingresó en pleno cierre de fronteras y no realizó la cuarentena de diez días. 

Quién es Peter Phillips

El nieto mayor de la reina Isabel II es un auténtico hombre de negocios que fundó, junto con dos socios, la empresa XF Medical Limited dedicada a las pruebas de detecciones del coronavirus, con la intención de aumentar las que se llevan a cabo en el Reino Unido. Han creado una prueba que "en apenas 15 minutos" informa si se tiene o no el virus. 

Cabe recordar que ni Peter ni Zara tienen títulos reales por decisión de su madre, la princesa Ana. Es por eso que ambos tienen sus respectivos trabajos. El caso de Peter es especial porque se podría llamar un auténtico "busca": llegó, incluso, a grabar spots publicitarios en la televisión china para una marca de leche. Además, trabaja en el Banco Real de Escocia en Edimburgo. 

Otras Noticias