Un despliegue único: la descomunal sorpresa con la que Mandinha agasajó a Emiliano Martínez

El arquero y su familia disfrutaron a más no poder de un día muy especial.
viernes, 23 de julio de 2021 · 08:44

Emiliano Martínez fue uno de los grandes héroes de la selección argentina en la Copa América. El arquero atajó tres penales en la semifinal ante Colombia e hizo que el equipo de Lionel Scaloni pasara a la gran final contra Brasil. Con motivo de homenajearlo y reconocer su trabajo, Mandinha, su esposa, le organizó un increíble festejo. 

La decoradora de interiores oriunda de Portugal dejó ver a través de sus historias de Instagram que ambientó su casa en Inglaterra con los colores de Argentina. Desde globos, tortas y dulces hasta un espectacular asado al aire libre fueron las cosas elegidas por Mandinha para agasajar a Emiliano. Además, se apreciaron varias mesas redondas ubicadas sobre el patio para recibir a los invitados y también alcohol en gel para continuar con los cuidados sanitarios de prevención contra el coronavirus. Tanto Santiago como Ava, los hijos del "Dibu", estuvieron presentes y lucieron sus camisetas argentinas. 

 

Un momento muy especial

Como todo buen profesional, Emiliano Martínez dio lo mejor de sí para obtener el título con la selección argentina en la Copa América y esto tuvo como consecuencia haberse perdido el nacimiento de su segunda hija, Ava. Respecto a cómo vivió este momento, "Dibu" dio declaraciones para el diario Olé y sostuvo que fue un tanto complicado. 

"Es difícil explicar, realmente a muchos jugadores les pasa eso cuando se van de viaje. A mí me tocó en plena pandemia. Muy, muy lejos, ya hacía tres semanas que estaba en el predio de AFA, concentrado. Me tocó casi en plena Copa América, faltaban diez o quince días para que terminara el torneo. Fue difícil verlo por un celular, me costó muchísimo, pero por el sueño que quería lograr, mi mujer me bancó en todo y lo supe sobrellevar", aseguró.

Por otro lado, Emiliano también hizo referencia a Santi, su primer hijo con Mandinha, y quien es muy apegado a él. Según contó el arquero, el niño cambió un montón en estos 45 días que estuvieron lejos. "Cuando me voy me cuesta más a mí que a él", sostuvo. "Lo llamé y sabía que iba a venir corriendo. Me llama 'daddy', papi en inglés, me pega un abrazo fuerte. Ya me quiere mostrar lo que hace, lo que aprendió", agregó sobre el reencuentro con su hijo.

Otras Noticias