DOLOR INESPERADO

De grande, Luciano Cáceres descubrió cómo fue la verdadera historia de su nacimiento

El amor de Luciano Cáceres por la actuación tiene que ver con una parte escondida de su vida.
lunes, 17 de enero de 2022 · 06:00

Suele deslumbrar con cada una de las anécdotas que relata, pero hay una en la que Luciano Cáceres pone especial énfasis y sentimiento. Se trata de la historia de su propia vida, algo que descubrió de grande y le permitió entender.

Tal como reveló en distintas oportunidades, Luciano Cáceres es un hombre de teatro y, aunque pueda sorprender, eso tiene su lógica. Esto se debe a que este actor expareja de Gloria Carrá fue concebido “arriba de un escenario".

Los genes del teatro le vienen desde el inicio de su vida. 

Durante su visita a “PH: Podemos Hablar”, Luciano Cáceres contó que ya de grande tuvo una revelación que, al principio le afectó pero que luego, le permitió entender muchas cosas de su propia vida.

Soy un poco lo que soy por mi papá, él era actor y director, vivía durante la semana en un teatro de la calle Rincón.

Su madre había estado casada y él se enteró en la adolescencia. 

Lo que sucede, y que hace inusual la historia, es que el protagonista de “La 1-5/18” supo que su papá “tenía a su mujer, dos hijas medio clandestinas que son mis hermanas y las adoro, y tenía a mi hermano más grande que falleció".

Por otro lado, Luciano relató que su madre trabajaba en la Municipalidad y estaba casada con un ingeniero. “Después de nueve años de intentarlo, no quedaba embarazada", hasta que pasó por este lugar donde vivía el padre del actor.

A pesar de la historia, mantiene una muy buena relación con sus hermanas. 

 

Un hijo diferente

"Soy fruto de un amor prohibido. Se separaron y siguieron juntos hasta que mi papá murió. Fue una gran historia de amor, mi papá era casi 20 años más grande que mi mamá", definió Luciano Cáceres al hablar de esa relación.

Luciano sufrió mucho cuando falleció su padre. 

La revelación más triste fue que se enteró cuando tenía 15 años y de casualidad, por una prima. Cuando le fue a preguntar a su madre sobre por qué no se lo había dicho, la mujer le contestó: “porque vos nunca me lo preguntaste”.