INCONDICIONAL

Viajes por el mundo y hogar patagónico: así es la historia de amor de Zaira Nara y Jakob von Plessen

Durante varios meses, la modelo y el polista se comunicaron solo por teléfono.
jueves, 20 de enero de 2022 · 14:00

Siempre con la consigna de estar conectados con la naturaleza, la vida de Zaira Nara y su pareja, Jakob von Plessen, parece salida de un cuento de hadas. Sin embargo, para llegar a eso, tuvieron que atravesar la distancia.

Tal como contó la modelo y conductora, los primeros meses de su relación fue con un océano de por medio. "Él estaba en África, así que hablamos por teléfono. Cuando nos conocimos, me enamoré locamente", cuenta Zaira Nara.

En alguna oportunidad, Zaira lo acompañó en los safaris. 

Durante los primeros tiempos, el polista conquistó a Zaira Nara con pequeños detalles: “Andar una hora a caballo hasta encontrar un lugar, con señal, para enviar un mensaje y preguntarme si estaba disponible para charlar un rato”.

El flechazo entre la hermana de Wanda y el guía de safaris fue instantáneo, a pesar de que ellos no estaban en el mismo país. La amiga que los presentó se olvidó de darle un dato importante: Jakob, en ese momento, estaba en África.

La pareja siempre se muestra muy a gusto en los escenarios naturales. 

Pasaron seis meses hasta que tuvieron una cita real. Y, aunque no se habían visto aún en persona, sentían que se conocían muchísimo. “Habían sido muchos meses de conversaciones en la que fuimos contándonos todo sobre nuestras vidas”, relató Zaira.

Para evitar cualquier incomodidad, para la primera cita la modelo optó por ir a la casa del polista; si no le agradaba, podía volver a su hogar. Pero esa primera noche, él le cocinó algo rico: “Charlamos mucho y obvio, volví a casa loca de amor”, recuerda.

En su refugio de San Martín de los Andes, mantiene una vida feliz. 

 

Viajes y crisis

Son muchas las imágenes en las que se ve a Zaira Nara junto a su pareja y a sus hijos en distintos puntos del planeta, en general, lugares que tienen que ver con la naturaleza y el aire libre. Pero hubo un viaje que quedará siempre en el recuerdo.

El viaje de la discordia: por ese entonces, Icardi originó el Wandagate. 

Se trata del que realizaron a París para ver a Wanda Nara y en el que Jakob, mientras Zaira y su hermana viajaron a Milán, acompañó a Mauro Icardi a la cita que este último tuvo con la China Suárez en un prestigioso hotel.