DECORACIÓN

Trucos para ahorrar en electricidad con detalles en la decoración

Con cambios en la estética, es posible que la factura de luz no sea tan elevada.
jueves, 17 de noviembre de 2022 · 14:34

La chance de ahorrar en electricidad está en la cabeza de toda la humanidad. Debido a la crisis energética, no hay país en el que los usuarios no apelen a todos los trucos para reducir su consumo. La decoración de una casa también puede ayudar a eso.

Los trucos de decoración que se pueden usar para ahorrar en la factura de energía no tienen que ver con sumar gastos, sino con planificar nuevas ideas. Con la estética también se puede ayudar al cuidado del medioambiente y en la conservación del planeta.

Colores y cortinas suman a la idea de ahorrar energía. 

Uno de los temas fundamentales en la decoración para reducir el consumo de luz son las bombitas. Hay que tener en cuenta que las clásicas representan un mayor consumo y hay que reemplazarlas por las LED, que aportan luminosidad con un 90% menos de consumo.

Otro de los elementos del estilo de un hogar que pueden ayudar a gastar menor electricidad son las ventanas. Se sugiere que los marcos sean de aluminio, madera o PVC y, si es posible, optar por doble vidrio.

Las bombitas son indispensables. 

También es importante complementar con toldos o persianas, si el sol no te da descanso en verano. Una forma de mantener el fresco de un ambiente consiste en cerrar todas las ventanas y no darle resquicio a la luz externa.

Otra alternativa es la construcción de falsos techos, sobre todo en aquellas viviendas en las que estos son muy altos. En ese caso, se sugiere colocar unos más bajos en yeso, madera o PVC, para conservar mejor tanto el calor como el frío.

Los techos más bajos pueden servir.

 

Paredes y artefactos

Entre los elementos que son importantes en el rubro de la decoración para aminorar el uso de energía eléctrica, están los electrodomésticos. A la hora de comprar, hay que elegir aquellos que tienen en su etiqueta el dato de su consumo de energía.

Paredes blancas ayudan a la luminosidad del hogar. 

En cuanto a las paredes, el color en que se las pinte es fundamental. Los tonos blancos y beige son los mejores aliados de una iluminación natural. Lo mismo ocurre con los verdes claros. Por otra parte, si se suman también servirá, porque reflejan y proyectan la luz.

Otras Noticias