GERMÁN MARTITEGUI

Germán Martitegui disfruta con sus hijos de su lujosa residencia

El famoso cocinero cuenta con un vistoso jardín, con mucha vegetación y piscina.
lunes, 23 de mayo de 2022 · 08:00

Por ser jurado en “MasterChef” o bien por cometer el error de ir con fiebre a la entrega de los Premios Martín Fierro, lo cierto es que Germán Martitegui siempre es noticia. Y su casa, donde vive con sus hijos y con sus mascotas, también es foco de atención.

El reconocido chef comparte su vida con sus dos niños, Lautaro y Lorenzo, que crecen a pasos agigantados y que hacen de las suyas en el hogar. En una elegante y sofisticada vivienda, Germán Martitegui pasa su tiempo de descanso y de dicha.

La habitación de Germán es muy elegante. 

La casa de Germán Martitegui es de estilo minimalista y muy ordenada. En todos los ambientes, reinan los colores neutros y los muebles "net", que cuentan con diseños sencillos pero de creadores muy afamados.

En el living, el jurado de “MasterChef Celebrity” optó por los tonos grises, tanto en las paredes como en los amplios sillones de pana. Y dispone de grandes ventanales en los que instaló cortinas de black out, color beige oscuro.

La vivienda está decorada con glamour. 

El jardín del hogar es un capítulo aparte, ya que allí suele disfrutar del aire libre con sus dos pequeños. Pero, además, es un espacio verde secreto en medio de la ciudad, donde abundan las plantas y las hiedras, en el muro de la medianera.

También luce un nutrido cantero con flores, entre las que se destacan las azaleas a la vera de las ventanas. Un poco más alejado de la vivienda, el jardín ofrece un espacio para la piscina, donde Lautaro y Lorenzo pasan gratos momentos durante el verano.

"El primer secador de pelo de la casa", bromeó Martitegui. 

Un sitio privado

La habitación de Germán Martitegui mantiene su estilo sencillo. Allí posee una cama con un gran mueble de madera como respaldo, que se une a la mesita de luz. En la pared, colocó un cuadro de una estación ferroviaria, bajo el nombre de "El Paraíso".

Los chicos son los que más disfrutan del verde. 

Si hay un lugar que él considera el favorito es la cocina. En este espacio las paredes estás totalmente pintadas de blanco, con azulejos del mismo tono. En los artefactos, el chef se permitió usar un color especial con un rojo furioso.