SHAKIRA

Así es la mansión donde Shakira y Piqué vivieron el final de su historia de amor

La cantante colombiana y el exjugador catalán transitan un divorcio controvertido.
sábado, 14 de enero de 2023 · 08:00

Es cierto que ahora todos hablan del hit del momento en el que Shakira puso toda la carne al asador y destrozó a su expareja, Gerad Piqué, quien cometió infidelidad y la dejó malparada ante el mundo.

Pero, más allá de eso, hay otro punto en conflicto entre la cantante colombiana y el exjugador catalán y son las propiedades que tienen en común. Hay una en particular que es la que Shakira y Piqué tienen en Barcelona y que fue tasada en 14 millones de euros.

Se encuentra sobre una parte de la ciudad.

Una de las particularidades de esta fastuosa residencia es que, en el mismo terreno de 3800 metros cuadrados en donde está la casa de Shakira, su ex mandó a construir un hogar para sus padres, algo que ella cita en su última canción.

La casa de la autora del éxito “Loba” se encuentra en el barrio exclusivo de Ciutat Diagonal de Esplugues de Llobregat. Fue construida en 2012 por la arquitecta catalana Mireia Admetller; tiene tres pisos y dos subsuelos, donde están el garaje y la bodega.

Cuenta con garaje para tener varios autos. 

Uno de los detalles más impactantes es que todos los ambientes tienen grandes ventanales, desde donde poseen vistas panorámicas de la ciudad. Sus hijos, Milan y Sasha, supieron disfrutar de las comodidades, como el cine privado, por ejemplo.

La propiedad posee gimnasio, cancha de fútbol, una amplia piscina y una zona de juegos. Además de la casa, la cantante cuenta con otros bienes en común y también se le adjudica una deuda con el fisco.

En la decoración, priman los colores claros y terrosos. 

 

No es para cualquiera

Muchos curiosos se aventuraron a pedir una visita a la fastuosa casa donde se desencadenó el final de la relación entre Shakira y Piqué. En una zona de pocas casas a la venta, puede dar curiosidad.

Las vistas desde el living son espectaculares. 

Sin embargo, la inmobiliaria que comercializa la casa tuvo que salir al cruce de aquellos interesados en ver el interior y anunció que no se harán visitas, a menos de que el comprador interesado compruebe que cuenta con el monto necesario para concretar la operación.