esponja

No tires tu vieja esponja de cocina y convertirla en un verdadero tesoro para tus plantas

Con estos trucos podrás lograr brotes nuevos en pocos días y así dedicarte mejor al cultivo de tus alimentos.
miércoles, 4 de octubre de 2023 · 02:16

Una de las formas más eficientes y eficaces para poder germinar semillas y así cultivar nuevas plantas en tu hogar es la de la esponja. Este procedimiento es muy conocido y usado por quienes suelen reciclar todo lo que pueden. 

Cuando tengas esponjas de más o vayas a cambiar la que tenés de uso diario, corroborá si está en buen estado y si todavía podés darle una nueva oportunidad a este elemento de limpieza. Si es así, te enseñamos a crear un semillero casero a partir de una esponja de lavar platos. También puedes usar una vegetal en caso de contar con ella.

Podés usar esponjas de goma espuma o vegetales.

Materiales

  • Esponja lavaplatos 
  • Semillas a germinar
  • Trincheta o cutter
  • Rociador 
Cada vez hay más gente dedicada a la jardinería en casa.

Pasos a seguir

  • Realiza un corte a lo largo sobre la mitad de la esponja sin llegar a los extremos y con una profundidad media, la idea es tener el espacio suficiente como para colocar las semillas sin que queden cerca de la superficie ni cerca del final del otro borde. 
  • Sumergí la esponja en agua limpia y exprimila. Colocá las semillas con las partes más angostas hacia arriba y con un cierto espacio entre ellas. 
La esponja debe estar impecable y en buen estado.
  • Con el rociador y agua limpia humedecé la esponja por arriba. Repetí el proceso del regado al semillero dos veces al día. De esta manera, le darás la humedad necesaria a las semillas para poder germinar y lograrás un brote nuevo rápidamente.
  • Por supuesto que cada planta tomará su tiempo para germinar, todo depende de la variedad y las condiciones climáticas. En el caso de las semillas de zapallo anco, el resultado es totalmente visible a los cuatro días, cuando lo obtenido son brotes listos para hacer plantados en tierra firme o en un macetón con suficiente tierra nutrida.

 

Otras ideas para germinar

Las servilletas deberán ser humedecidas todos los días.

Servilleta

Además de este utensilio casero que usamos para lavar cubiertos y platos, podemos utilizar otras cosas de la cocina como por ejemplo servilletas de papel. Mojá bien la servilleta, dejala escurrir y retirá el agua sobrante. Colocala sobre una bandeja y luego las semillas con un espacio entre ellas.

Dejá la bandeja con la servilleta húmeda y las semillas envueltas en un lugar cálido y oscuro, deberás revisarla todos los días para comprobar que la humedad persista, por lo tanto, usá agua limpia en un rociador para darle humedad. 

Corroborá que no haya agua de más.

Algodón 

Humedecé el algodón y colocalo dentro de un frasco o en una bandeja, ubicá las semillas por dentro, corroborá que no haya exceso de humedad para que las semillas no se pudran. Al cabo de unos días y después de haberlo guardado en un lugar oscuro (como en el ejemplo anterior) tendrás los brotes listos para plantarlos.

Otras Noticias