HORÓSCOPO CHINO

Horóscopo chino: cuál es el karma que perseguirá a cada signo

A tener mucho cuidado porque el destino podría jugarles una mala pasada a estos signos.
jueves, 7 de diciembre de 2023 · 00:08

La astrología china es un sistema antiguo e intrincado que brinda información sobre los rasgos de personalidad, compatibilidad y eventos de la vida basados en los signos del horóscopo chino. Además de estos aspectos, considera el concepto de karma, el principio espiritual de causa y efecto.

En la astrología china, se cree que el karma es una fuerza cósmica que influye en la vida de una persona según sus acciones en vidas anteriores. Se percibe comúnmente como una forma de retribución o recompensa por acciones pasadas que afecta tanto la vida actual como las futuras reencarnaciones.

Aunque cada individuo tiene un karma único asociado a ellos, en este artículo exploraremos las tendencias kármicas generales que cada signo del horóscopo chino puede experimentar.

 

Rata (1912, 1924, 1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996, 2008, 2020)

Las personas nacidas en el Año de la Rata son naturalmente inteligentes e ingeniosas. Sin embargo, su desafío kármico radica en su temperamento rápido y sus tendencias ocasionales manipuladoras. Para alcanzar el equilibrio, deben cultivar la paciencia y practicar la empatía hacia los demás.

Las ratas deberán estar muy atentas a las personas manipuladoras.

 

Buey (1913, 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009, 2021)

Los bueyes son conocidos por su determinación y perseverancia. Su viaje kármico implica aprender a ser más adaptables y abiertos al cambio. Al abrazar la flexibilidad, los bueyes pueden liberarse de sus limitaciones autoimpuestas y crear una vida más armónica.

 

Tigre (1914, 1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998, 2010, 2022)

Los tigres son poderosos, valientes y tremendamente independientes. Sin embargo, su lección kármica gira en torno a controlar sus impulsos y temperamento. Al canalizar su energía en actividades productivas, pueden evitar conflictos innecesarios y encontrar la paz interior.

 

Conejo (1915, 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999, 2011, 2023)

Los conejos son personas amables, compasivas y sensibles. Su desafío kármico radica en superar su tendencia a evitar los enfrentamientos. Aprender a afirmarse y establecer límites personales les permitirá crecer y desarrollar relaciones sólidas.

 

Dragón (1916, 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012, 2024)

Los dragones son carismáticos, ambiciosos y poseen un magnetismo natural. Su camino kármico implica conquistar su arrogancia y exceso de ego. Al practicar la humildad y utilizar sus cualidades de liderazgo para el bien común, los dragones pueden lograr la grandeza sin pisotear a los demás.

El dragón deberá cultivar su humildad.

 

Serpiente (1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, 2013, 2025)

Las serpientes son criaturas sabias, intuitivas y enigmáticas. Su prueba kármica gira en torno a aprender a confiar en los demás y dejar de lado su naturaleza excesivamente reservada. Al abrirse emocionalmente y abrazar la vulnerabilidad, las serpientes pueden cultivar conexiones profundas y significativas con quienes las rodean.

 

Caballo (1918, 1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002, 2014, 2026)

Los caballos poseen un espíritu aventurero e independiente. Su lección kármica radica en cultivar la paciencia y perseverar frente a los desafíos. Al aprovechar sus fortalezas innatas y evitar decisiones impulsivas, pueden superar los obstáculos de la vida con gracia y éxito.

 

Cabra (1919, 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003, 2015, 2027)

Las cabras son personas de buen corazón, artísticas y amantes de la paz. Su viaje kármico implica enfrentar su tendencia a anteponer las necesidades de los demás a las suyas. Al priorizar el autocuidado y aprender a decir no, pueden establecer límites más saludables y vivir una vida más plena.

 

Mono (1920, 1932, 1944, 1956, 1968, 1980, 1992, 2004, 2016, 2028)

Los monos son ingeniosos, inteligentes y altamente adaptables. Su desafío kármico radica en mantener un sentido de responsabilidad y evitar la manipulación personal. Al utilizar sus talentos para propósitos positivos y abrazar la integridad, pueden navegar por la vida con autenticidad y honor.

 

Gallo (1921, 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005, 2017, 2029)

Los gallos son personas seguras, audaces y detallistas. Su lección kármica gira en torno a abrazar la humildad y comprender la importancia del trabajo en equipo. Al valorar las contribuciones de los demás y evitar el orgullo excesivo, pueden lograr tanto el éxito personal como el colectivo.

El gallo tendrá que evitar el orgullo.

 

Perro (1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018, 2030)

Los perros son conocidos por su lealtad, honestidad y fuerte sentido de justicia. Su viaje kármico implica aprender a perdonar y dejar ir las afrentas del pasado. Al enfocarse en el momento presente y cultivar la compasión, los perros pueden encontrar la paz interior y promover la armonía en sus relaciones.

 

Cerdo (1923, 1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007, 2019, 2031)

Los cerdos son personas generosas, de buen corazón y sinceras. Su desafío kármico radica en superar su tendencia a entregarse a los excesos y descuidar la autodisciplina. Al practicar la moderación y abrazar la disciplina, pueden llevar una vida equilibrada y plena.

Comprender las tendencias kármicas asociadas con cada signo del zodíaco chino puede brindar valiosos conocimientos sobre áreas de crecimiento personal y desarrollo. Es importante recordar que, aunque el karma influye en nuestras vidas, también tenemos el poder de dar forma a nuestro destino a través de acciones y elecciones conscientes.

Al reconocerlas y esforzarnos por superar nuestros desafíos, podemos cultivar una existencia más armónica y plena, al honrar la sabiduría antigua del horóscopo chino.