CHEESECAKE

Fácil, rápido y muy fresco: receta de cheesecake sin horno para San Valentín

No dejes pasar la oportunidad de agasajar a tu enamorado o enamorada en su día.
martes, 14 de febrero de 2023 · 12:59

Es sabido que no a todo el mundo se le da muy bien el arte culinario, sin embargo, para hacer este cheesecake solo necesitás contar con los ingredientes, paciencia y amor.

Hoy, 14 de febrero, se celebra alrededor de todo el globo el Día de San Valentín, también conocido como el Día de los Enamorados. Para festejarlo sin escatimar, te traemos esta receta simple de un postre exquisito. El cheesecake es ese plato que no falla.

La receta del cheesecake data de la antigua Grecia.

Aquí, los ingredientes para preparar el mejor cheesecake: 100 gramos de galletitas, 50 gramos de manteca, 100 gramos de queso crema sin sabor, 500 gramos de crema para cocinar (o montar), 100 gramos de azúcar, 400 gramos de ricota y 250 gramos de mermelada (puede ser de frutilla o de arándanos, según el gusto personal de quien cocine o a quien se quiera sorprender).

Paso a paso, esta es la preparación que requiere esta popular torta sin horno. Para la base, se debe triturar con cuidado las galletitas. Luego, se agrega la manteca derretida a temperatura ambiente (punto pomada) y se mezclan ambas hasta unificarlas por completo. Una vez obtenida esa especie de masa, se la esparce en un molde desmontable y se la lleva a la heladera.

Se popularizó y masificó gracias a una moda impuesta en Estados Unidos.

Ahora, toca mezclar el queso crema, la crema y el azúcar. Estos tres en una pequeña cacerola a fuego lento, para evitar que entren en ebullición. Por último, sumaremos la ricota y se revuelve hasta homogeneizar todo. Con este preparado listo, lo colocaremos sobre la base previamente guardada en la heladera para su enfriamiento.

Al cabo de unos minutos de estacionamiento a temperatura ambiente, habrá que volver a dejar el molde con todo su contenido en frío por al menos cuatro horas, aunque lo ideal es que pase allí un día entero. Después se unta en la superficie la mermelada del sabor elegido, vuelta a enfriar durante algunas horas y ¡voilá! Ya lo podremos degustar.

Su formato y la decoración pueden variar según la imaginación o preferencias de quien lo realice.

 

Ideal para el verano

El cheesecake no para de sumar popularidad y adeptos a lo largo de los años, y no es para menos.

El hecho de que no se requiera ningún tipo de cocción en el proceso y que pueda lograrse con ingredientes fáciles de conseguir y accesibles en su precio, parece convertirlo en el postre preferido de muchos por su indiscutible frescura.

Otras Noticias