HORNERO

Curiosidades del hornero, el pájaro del continente americano que es albañil

Es un ave muy trabajadora que sabe construir su nido con una técnica muy llamativa.
miércoles, 22 de marzo de 2023 · 14:06

El hornero es un ave que habita en el continente americano, sobre todo, en Bolivia, Uruguay, Brasil y Paraguay. En Argentina, es muy habitual verlo en el ámbito rural y en ciertos parques de las ciudades, donde construye su propio nido.

El nombre científico de este pájaro es Furnarius Rufus y tiene varias subespecies. Más allá de las variantes, el hornero es un digno ejemplo del reino animal porque hace su nido como una especie de horno de barro en muy poco tiempo.

Suele construir su nido cada año en el mismo lugar. 

Durante el día, el hornero se dedica a recolectar todo el material que necesita y no descansa hasta que esté completo. Aunque siempre se creyó que hace el nido con el pico y las patas, la realidad es que usa su pecho para fratachar el nido.

La forma de construcción que utiliza este plumífero es única: se coloca próximo al centro de la cámara y, desde allí, con su pico levanta las paredes del nido, de manera tal que define cuál será el tamaño de su casa de acuerdo con su cuerpo.

Cuando canta, alerta sobre algún peligro. 

Otra de las costumbres más llamativas de este animal es que no trabaja los domingos. Muchos observadores de aves han logrado comprobar que esta creencia es real: trabaja todos los días, pero el domingo solo se dedica a buscar comida.

Es tan llamativo que ha sido fruto de inspiración de artistas y autores del cancionero que crearon obras en su honor. Además, es un fiel compañero de los agricultores, ya que suele rondar los sembrados en busca de bichitos que pueden ser plaga.

En las ciudades habita en parques y espacios verdes. 

 

Ladrones y depredadores

El hornero es un pájaro muy territorial que detesta a los usurpadores. Cuando se encuentra con algún roedor, ave o serpiente dentro de su casa, enseguida sella el nido con el animal adentro.

Es un ave muy activa que siempre está en busca de materiales para el nido. 

Su canto es muy destacado y el grito avisa la presencia de depredadores. Lo hace tanto el macho como hembra y es cuando descubre algún peligro. Con respecto al nido, lo usa solo una vez y soporta vientos y tempestades sin problemas.