COTORRA

Curiosidades de la cotorra, el pájaro parlanchín que es considerado plaga en España

Esta ave se destaca por sus vivos colores y por su particular canto.
viernes, 24 de marzo de 2023 · 14:03

Es muy charlatana, tanto que cuando alguien resulta ser muy conversador se le asigna ese apodo. La cotorra argentina es una de las aves más escandalosa. Originaria de América del Sur, de la mano de los argentinos que viajaron a Europa, se convirtió en una plaga en España.

La cotorra argentina es también conocida como cotorra monje. Se destaca por su color verde, por ser relativamente pequeñas, ruidosas y extremadamente sociales. Este pájaro es endémico de Bolivia, el sur de Brasil, Paraguay, Uruguay y la parte norte y este de Argentina.

La cotorra tiene colores muy llamativos. 

El nombre que lleva la cotorra argentina se debe a que su plumaje facial de color gris es parecido a un anticuado traje Quaker. Aunque suele abundar en bosques, donde hace su nido, supo acostumbrarse a las zonas urbanas.

Se sabe que el plumífero puede vivir entre 25 a 30 años. Si se tiene en cuenta su larga cola, alcanza los 30 centímetros de longitud. El plumaje superior es verde, mientras que la cara, la garganta, el pecho y las patas son gris pálido.

En España andan en grandes bandadas. 

Una de sus principales características es que viven en comunidad y suelen surcar el cielo en grupos escandalosos. Los machos y las hembras son muy parecidos entre sí, pues, cuando son jóvenes tienen la frente con plumas grises que más tarde se teñirán de verde.

Este tipo de aves viven en colonias y tienen estructuras sociales complejas. Además, construyen su nido con ramitas y otros materiales vegetales. Suelen armar condominios con recámaras individuales y entradas a los nidos separadas por familia.

Construyen unos nidos de importantes estructuras. 

 

Tamaño gigante

Es tal el sistema que usan para construir sus nidos que muchas veces pueden alcanzar el tamaño de un automóvil. Las cotorras los ubican en árboles o en estructuras hechas por el hombre, como torres.

Algunas se dejan domesticar. 

De este modo, cuando ya están instalados en un lugar y por su condición de ser gregario, es muy probable que sea un rincón muy bullicioso, ya que se reúnen en comunidades de gran cantidad.