Tarta de espinaca

Tarta de espinaca sin harina: una fácil receta de 4 sencillos pasos para comer bien sano y rico

Si querés hacer una comida que a todos les va a gustar, esta es la receta que necesitás.
jueves, 27 de abril de 2023 · 18:30

Muchas veces no sabemos a qué opciones recurrir cuando queremos comer sano y barato, entonces caemos en las versátiles tartas. Ahora bien, todas estas preparaciones solemos hacerlas con la pascualina, que contiene harina y no es apta para celíacos, pero hoy te traemos una variedad distinta para hacer tarta de espinaca.

Por empezar, esta tarta de espinaca sin harina al no contener TACC, es totalmente recomendada para celíacos y para todos los comensales que quieras agasajar. Además, la base está hecha de uno de los alimentos más ricos y fáciles de cocinar: papas. Con esta información de entrada, sabrás que no hay muchas posibilidades de cometer ningún error.

La tarta que prepara Paulina Cocina.

La receta de esta comida es sumamente sencilla, además de tener otra ventaja importante: la base puede usarse para cualquier relleno. Tal como lo dice Paulina Cocina, la creadora de esta delicia, podés variar los ingredientes y hacer la tarta que más te guste. 

 

Ingredientes

  • 2 papas medianas
  • 1 cebolla
  • 1 atado de espinacas,
  • 2 huevos
  • 100g. de mozzarella
  • 50g. de roquefort
  • sal, pimienta,
  • mostaza en grano
  • aceite de oliva

 

Preparación

  1. Primero, lavá y pelá bien las papas. Vas a cortarlas de dos formas distintas: una de ellas en láminas finas a lo largo, y la otra en láminas todavía más finas a lo ancho. Luego, en una sartén con un poco de aceite, cocinalas hasta que estén doradas, pero no te pases de cocción porque el horno hará el resto.
  2. Esperá que las papas se enfríen para armar la base en una tartera. Los cortes fueron distintos, ya que vas a formar un entramado con las papas para ayudar a sostener bien el relleno que les pongas. Verificá llegar hasta los bordes del molde para que quede como una pascualina normal.
  3. Para el relleno, rehoga una cebolla con un poco de aceite, cortada bien chiquita. Una vez que esté transparente, agregá un atado de espinaca crudo y también cortado chiquito. Los condimentos siempre son de acuerdo al paladar de cada uno, pero en esta receta Paulina utiliza sal, pimienta y mostaza en granos. Dejás la preparación dos o tres minutos al fuego para que se reduzca la verdura y listo.
  4. Aparte, en un bowl o recipiente profundo, batí a mano 2 huevos y los quesos, muzzarella y roquefort. Posteriormente, sumá la espinaca que cocinaste antes y mezclá bien. Una vez que tengas esto finalizado, ponelo sobre la base de papas y al horno a 200 grados durante 15 minutos o hasta que veas que se cocinó por completo.
Esta es una de las recetas más saludables que encontrarás.