Cheescake

Cheescake sin azúcar ni harina: la receta para hacer este riquísimo postre light

La forma de comer una delicia sin caer en excesos de calorías y apta para celíacos.
viernes, 28 de abril de 2023 · 06:00

Ya sea porque te antojaste de algo dulce o querés sorprender a alguien con una comida distinta, pero no excederse en calorías, esta receta de cheesecake sin azúcar ni harinas es la indicada para vos. En pocos pasos, fácil y rápido, podrás destacarte con un postre bien saludable.

Cabe destacar que la base que te enseñaremos para este cheesecake podrás usarla para la variedad de sabores que quieras incursionar. En esta ocasión, te traemos una combinación de limón y frutilla que nunca falla, pero podés usar las frutas que desees, e incluso chocolate o dulce de leche. Esto va a depender de los gustos de tus invitados o los tuyos.

El cheesecake es popular desde el siglo XX.

 

Ingredientes

Para la base:

  • 250 g de mix de frutos secos (maní, almendras, nueces, pasas y dátiles)
  • 1 cucharada de pasta de maní o aceite de coco

Para el relleno:

  • 2 huevos
  • 1 sobre y medio de edulcorante
  • 300 gramos de queso crema light
  • Ralladura de 1 limón
  • Jugo de limón
  • Mermelada a gusto
El cheesecake también se puede hacer con ricota.

 

Preparación

  1. Primero vas a armar la base. Necesitás procesar el mix de frutos secos, pero sin formar una harina, siempre a velocidad media y dejá algunos trozos enteros. Para esto último, es importante que los proceses de a poco. Una vez listo este paso, colócalos en un bowl con la pasta de maní o el aceite de coco, que funcionan como emulsionantes. También podés reemplazarlos por salsa tahini.
  2. Enmantecá el recipiente que vayas a usar, poné la preparación como base y lleva al horno a 180 grados durante 10 minutos. Controlá que no se queme, saca la bandeja y dejá enfriar.
  3. Mientras tanto, prepará el relleno. En otro bowl, batí los huevos con un sobre y medio de edulcorante, siempre con batidora eléctrica.
  4. Agregá el queso crema light, la ralladura del limón y el jugo de medio limón. Podés usar queso común también, no necesita ser el dietético. Batí hasta que se forme una mezcla homogénea.
  5. Colocá la preparación en la base que dejaste enfriar y nuevamente al horno a 180 grados por aproximadamente 20 minutos. Es importante que estés atento a la cocción para evitar que se queme, pueden ser algunos minutos menos.
  6. Sacalo del horno y dejalo entibiar. Desmoldalo y que quede con la base de frutos secos abajo. 
  7. Calentá previamente la mermelada para que la consistencia sea más líquida y vertele arriba del cheesecake. Podés usar mermelada del sabor que desees, en esta receta es de frutillas. También podés optar por la versión con o sin azúcar.
La mermelada que elijas marcará la diferencia en tu cheescake.