MONEDAS

Si tenés estas monedas de 10 centavos, podrías venderlas por un valor impensado

Estos objetos se pueden ofertar a los coleccionistas por cientos de miles de pesos.
miércoles, 17 de mayo de 2023 · 09:28

Recopilar monedas con ciertas características que las convierten en únicas es una actividad que está en auge. La numismática se originó como disciplina en el siglo XIX y este sistema consiste en coleccionar estos objetos de metal y otros elementos relacionados, tales como billetes, títulos de valor y medallas.

La numismática es una práctica muy extendida.

Para que las monedas puedan ser consideradas para formar parte de una colección es necesario que cumplan con algunos requisitos como, por ejemplo, que sean ediciones limitadas, que tengan errores de impresión o palabras mal escritas, entre otras. En caso de que estos productos reúnan una o más de estas peculiaridades, se podrán vender a buen precio en el mercado.

Alrededor del mundo existen estos elementos de metal que son objeto de deseo para los aficionados a la numismática. En México hay una tanda de monedas de 10 centavos que pueden alcanzar un valor de hasta 45 mil pesos mexicanos. Según el Banco de este país, en la parte central de la divisa el número ‘10’ como motivo principal y valor facial, a su derecha el símbolo de centavos ‘¢’, en el campo superior al centro el año de acuñación, en el campo inferior al centro el símbolo de la Casa de Moneda ‘M°’ y a la derecha, paralelo al marco, una estilización del Anillo del Sacrificio de la Piedra del Sol.

El valor que pueden alcanzar algunas monedas de 10 centavos.

Este producto es de la familia ‘D’, tiene un diámetro de 14 mm, es circular, pesa 1.755 gramos y tiene una ranura perimetral. Está compuesta por una aleación de acero inoxidable, donde la mayor parte es de cromo (entre 16 y 18%).

Algunas monedas de 10 centavos se venden por un precio inferior.

 

Cómo determinar la autenticidad de una moneda

Las monedas metálicas deben cumplir con una serie de características para que puedan ser consideradas auténticas. Para esto, es necesario hacer un examen al tacto, visual y comparativo.

Examen al tacto: al tocar una moneda se debe poner atención en el ensamble, el canto y la textura.

Examen visual: a simple vista se puede revisar el color, el brillo, la lisura y el desgaste.

Hay una serie de pasos para detectar la veracidad de una moneda.

Examen comparativo: en caso de dudar de la autenticidad de una moneda, se puede comparar su peso, diámetro y espesor con otra de la que se tenga la seguridad que es auténtica. Cualquier diferencia puede indicar que se trata de una moneda falsa.