Monedas

Cuáles son las monedas de 100 pesos por las que los coleccionistas pagan una numerosa cifra

El ejemplar en cuestión es fácil de reconocer por el año de su lanzamiento.
viernes, 19 de mayo de 2023 · 09:05

Alrededor del mundo existen personas que están dispuestas a pagar una fortuna para obtener monedas o billetes antiguos, defectuosos o extinguidos. 

En el caso del metal acuñado en forma de círculo, se puede decir que las más buscadas dentro de la Argentina son las bien llamadas "monedas híbridas" o "monedas mula".

Tales monedas son muy difíciles de conseguir, por lo que quienes dan con su paradero podrían venderlas hasta en 30.000 pesos, según la versión de cada cual.

La moneda de los 30.000 pesos.

De acuerdo con la información que posee la numismática, en 1978 la Casa de la Moneda celebró el bicentenario del nacimiento de José de San Martín y para hacer aún más grande el festejo, lanzaron unas monedas de 100 pesos que se adaptaban a la temática. 

En aquel entonces, tenían la efigie del prócer de un lado y, en el otro, se podía observar el valor nominal de la moneda (100) y el año en el que fue creada y lanzada.

Ahora bien, como tenía la efigie de San Martín, tomaron la determinación de poner las fechas de su bicentenario (1778-1978) en el ejemplar

La moneda de San Martín.

Como ya es sabido, en la actualidad, dicho objeto no tiene valor alguno, pero para los coleccionistas es una reliquia por la cual estarían dispuestos a pagar más de 30.000 pesos.

 

Cómo reconocer las monedas de valor

Para saber si ciertas monedas tienen valor dentro de la numismática, habría que hacer una investigación profunda sobre la historia de la Argentina. 

Según los expertos en la materia, lo que le da valor es la historia de su procedencia, el tiempo en el que fue lanzada y los defectos de fabricación que estas tengan.

Monedas antiguas que tienen valor para la numismática.

Por lo general, es más común encontrar defectos en los billetes que en las monedas, pero hay quienes sí han dado con el paradero de ejemplares que tienen fallos en la ortografía o en las fechas.

Con base en las características mencionadas, los coleccionistas determinan si pagar una gran suma de dinero por estas, adquirirlas por un costo no tan elevado o declinar la compra.