suculentas

Paso a paso, la técnica más fácil y sencilla para hacer un injerto de tus cactus y suculentas

El procedimiento es uno de los más utilizados para rescatar plantas que sufrieron lastimaduras graves.
jueves, 10 de agosto de 2023 · 05:38

Quienes cultivan plantas en su hogar pueden sentirse atraídos por la posibilidad de injertar cactus o suculentas. Esto significa que se puede unir una parte de una planta con otra, de manera que se genere una soldadura y se desarrollen juntas como una sola. 

En esta nota te vamos a enseñar una manera sencilla para que puedas hacer un injerto en tus suculentas o cactus. Es una técnica a la que deberás prestar atención y una vez logrados los resultados podrás repetirla cuantas veces desees. Cabe destacar que esto es muy utilizado para rescatar algunas crasas u otras plantas que fueron dañadas bruscamente. 

Injertar plantas es algo muy común.

Prepará la base

Debes elegir el pie del injerto, así se llama la parte que está enterrada y la cual recibirá a la otra variedad de suculenta o cactus. Colocá la base en una maceta pequeña y realizá un corte con cuchillo esterilizado en la parte superior de forma recta. 

El primer corte debe ser al ras.

Realizá un biselado

Lo siguiente será realizar un corte en diagonal hacia arriba. Uní las plantas. Tomá el cactus o suculenta que quieras injertar, realizale un corte y unilo con la planta base. Apoyalo perfectamente y luego sujetalo con algún hilo natural, papel film o gomilla. 

El corte biselado queda demostrado en esta imagen.

Cuidados de la planta injertada

Durante los primeros días mantené la planta injertada a la sombra para evitar que el sol la queme. Tené en cuenta que el injerto deberá estar sujeto durante algunos días (generalmente son 10 o 15 aproximadamente).

 

Por supuesto que las suculentas y los cactus injertados son más débiles y quedan más vulnerables a sufrir agresiones, por lo tanto cuidalos de las temperaturas extremas.

Respecto al riego, evitá el exceso, ya que el sustrato dará la humedad necesaria a la planta

Cactus injertados.

Si la planta resulta enferma, podés intentar salvarla al retirar la parte dañada. Recordá esterilizar las herramientas antes de cortar la parte a desechar. Podés reemplazarla e intentarlo nuevamente.