CALDITOS CASEROS

Calditos caseros en cubos: la receta perfecta y en pocos pasos, para no gastar de más

Aprendé a hacer tus propios saborizantes naturales.
jueves, 31 de agosto de 2023 · 09:39

Los cubos son una forma concentrada y deshidratada de almacenar un caldo de carne, pollo, verduras o (a veces) de pescado. En los supermercados es posible encontrar estos productos industrializados que se presentan en forma de pastillas. Pero también se pueden elaborar de manera artesanal los calditos caseros.

Los típicos caldos deshidratados. 

En el último tiempo, los productos con químicos o artificiales dieron lugar a las recetas artesanales, las cuales ganaron terreno gracias al auge de la comida saludable. Muchas veces, resulta engorroso hacer este tipo de preparaciones hogareñas porque demandan más tiempo del que se dispone. Pero también, hay otras elaboraciones que, en pocos pasos, es posible realizarlas como, por ejemplo, los calditos caseros.

Existen varios gustos de calditos para cocinar distintos platos.

Los calditos caseros son perfectos para dale un sabor extra a las comidas y aquí te mostramos cómo hacer tus propias elaboraciones. Una de las ventajas que tiene este procedimiento es que estos cubos saborizados no tienen tanto sodio, al igual que otros productos que a la larga pueden llegar a ser contraproducentes para la salud. La chef Karina Gao compartió, en su cuenta de Instagram, el paso a paso para estos cubos de sabor.

 

Ingredientes

  • Las verduras que más te gusten: zapallo, zanahoria, acelga, cebolla, zucchini, hierbas frescas, entre otros.
  • Condimentos a elección (el sabor de los vegetales se concentra tanto que no son necesarios).

 

Elaboración

  1. Cortar las verduras elegidas en trozos pequeños para que quepan en la vaporera. En caso de no tener una, cocinarlas en una olla con poca agua.
  2. Una vez que las verduras estén cocidas, deben ser escurridas para sacarles todo el excedente de agua y, luego, las mixearemos para hacer un puré. Integrar bien.
  3. Cuando esté todo unido, se puede dividir en cubeteras y y frizar para que te queden en pequeños cubos. Así estarán listos para cocinar cuando quieras.
La textura y el color va a depender de las verduras elegidas.

 

Origen de los caldos

En la actualidad, es muy común encontrar en todas las casas las cajitas con los caldos artificiales o también, los calditos caseros. Estas pastillas deshidratadas fueron un desarrollo que se produjo a mediados del siglo XIX y nacieron junto con la Primera Revolución Industrial.

Los caldos son ideales para darle un toque especial a las comidas. 

Este plato sirve como alimento en sí mismo desde la antigüedad. Se utiliza frecuentemente como base para dar un sabor más rico a otros platos, como sopas, salsas o guisos. Si bien estos cuadraditos no tienen el mismo gusto que el caldo tradicional, que consiste en un líquido que resulta tras hervir en agua uno o varios ingredientes: carnes, pescados o vegetales, es el que más se le aproxima.

Otras Noticias