humedad

Terminá con la humedad de tus ambientes con este ingrediente que tenés siempre en la cocina

Estos trucos son perfectos para que no tengas que lidiar con uno de los dramas más comunes.
martes, 16 de enero de 2024 · 02:10

Mantener tu casa impecable es crucial para vivir en un clima sumamente amigable con tu bienestar y con tu salud. Por eso es importante que detectes cualquier falla para frenar los inconvenientes a tiempo, sobre todo si se trata de humedad

Ya sabemos que dejar avanzar un problema de humedad en casa puede traer complicaciones, puesto que esa agua almacenada en las paredes podría hacerte desarrollar alergias, problemas respiratorios como asma y otras complicaciones más. En esta nota te enseñaremos algunos trucos para frenarla. 

Ventilá al menos 20 minutos tu casa para evitar humedad.

Alimentos que tenemos en casa 

Arroz blanco crudo

Este es uno de los más utilizados a la hora de absorber la humedad. Un ejemplo muy sencillo de esto es cuando un celular se moja, ¿quién no vio a alguien sumergir el celular en una taza con arroz con la esperanza de que el problema se solucione? 

Para llegar a eso obviamente hay que tratar el problema de humedad cuando todavía es menor. Para eso hacé bolsitas antihumedad, primero detecta las zonas afectadas por la humedad en tu casa, determina qué grado de gravedad tiene el problema para actuar

El arroz debe estar seco.

Conseguí tela transpirable y armá bolsitas pequeñas, llenándolas con abundante arroz. Si querés hacer una bolsita perfumada, agregales algunas gotas de aceite esencial. Atala con un hilo o una cinta y asegúrate de que no caigan los granos de arroz.

Coloca estas pequeñas bolsitas en los diversos espacios donde detectaste la humedad; son ideales para los cajones de ropa o cualquier espacio de casa. Este truco tiene eficacia hasta 15 días, luego deberás cambiar el arroz. 

Las bolsitas son ideales para los placares también.

Vinagre blanco

Una vez que detectes la humedad en las esquinas de las paredes o techos eliminalas por completo con vinagre blanco. Rociá un un poco y deja actuar durante 30 minutos, luego frotá la zona con un paño o una esponja, secá bien y repetí el proceso hasta que la mancha de humedad desaparezca.

Consultá con un plomero o fontanero si el problema persiste. 

Si detectas que las manchas se hacen una y otra vez, es muy probable que haya alguna pérdida que tratar por dentro de las paredes, por lo que deberás consultar con alguien que se especialice en estos mantenimientos.