planta

Curiosa y exótica: la planta de interior que se estresa si la tocás y cierra sus hojas

Esta es una de las variedades que más llama la atención en los viveros, podés tenerla en casa y disfrutar de su crecimiento generoso.
sábado, 27 de enero de 2024 · 03:11

Una de las plantas que más llama la atención entre los cultivadores es la mimosa, una variedad conocida como dormilona, sensible, sensitiva y algunos nombres más. Esta es originaria de América y más específicamente de las zonas tropicales.

A la mimosa se la reconoce por el comportamiento que tiene al cerrar sus hojas inmediatamente alguien la roza. Si querés tener esta planta en tu casa debés tener en cuenta algunos consejos para poder conocerla y cuidarla de la mejor manera posible. 

Crece muy bien en jardines

Características generales

  • Hojas: estas son muy especiales, la planta tiene la capacidad de cerrarse inmediatamente cuando es tocada, sacudida o bien cuando se siente expuesta a cambios bruscos de temperaturas y luz. Además, sus hojas son pinnadas y están formadas por hojitas mucho más chiquitas que se pliegan. 
Es perfecta para interiores húmedos
  • Floración: esta especie produce pequeñas florcitas de color rosa que se agrupan en cabecitas esféricas y que por supuesto llaman mucho la atención.
  • Crecimiento rastrero: esta planta tiende a crecer de manera rastrera y por esta razón puede llegar a alcanzar una altura de hasta 60 cm, es ideal para jardines verticales. 
Las hojas se cierran al tacto

Cómo cuidarla 

  • Suelo: para que la mimosa crezca sana y fuerte necesita un sustrato bien drenado y rico en nutrientes. Una mezcla bastante pareja entre tierra y sustrato es perfecta.
  • Humedad: esta planta al ser de sectores tropicales necesita una humedad moderada, si no es así en la zona en la que vivís, podés rociar agua sobre las hojas de vez en cuando. 
La maceta debe contener algo de sustrato
  • Temperatura: la mimosa prefiere temperaturas cálidas por lo tanto te conviene cuidarla y mantenerla entre los 20 y los 30 ºC. Evitá siempre las corrientes de frío.
  • Riego: estos vegetales necesitan humedad y un sustrato ligeramente húmedo por lo tanto deberás evitar el encharcamiento y el exceso de agua. 
  • Luz: la planta necesita luz directa del sol, pero también puede crecer en condiciones de luz parcial, por lo tanto, si recibe luz filtrada a través de otras plantas estará muy bien. 
También tiene flores amarillas
  • Poda: siempre debés revisar tus plantines y retirar las ramas y hojas muertas o dañadas para ayudarla a tener un crecimiento saludable. También podés pellizcar las puntas de las plantas para promover el crecimiento más denso y compacto.