Cáscaras de limón

No tires las cáscaras de limón y prepará esta deliciosa receta que es un manjar para los sentidos

Las cáscaras de limón tienen muchas utilidades en el mundo de la cocina.
martes, 30 de enero de 2024 · 16:19

Las cáscaras de limón son uno de los ingredientes ideales para darle más sabor a los postres, por eso es uno de los elementos más populares en el mundo de la repostería. Pero además de ser muy útil para hacer dulces, tiene otros usos que la hacen un gran complemento en la cocina.

Es que esta parte de la fruta también es perfecta para crear una mermelada, ideal para servir con galletitas o usar para untar en postres secos o sin rellenos. Para hacerla se requieren menos de 6 ingredientes, siendo la cáscara del limón el protagonista, y no es necesario pasar mucho tiempo en la cocina.

cáscaras de limón
La preparación es ideal para completar la merienda.

Los ingredientes para hacer mermelada con la cáscara de limón son:

  • Cáscara de 3 limones
  • 1 y 1/2 taza de agua
  • 80 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de maicena
  • Un chorrito de esencia de vainilla
cáscaras de limón
La receta se hace en sencillos pasos.

Lo primero que se debe hacer es limpiar bien las cáscaras del limón. Exprimirlo para usar el jugo para otras preparaciones, luego se debe retirar toda la pulpa de la fruta hasta que quede la parte blanca de la cáscara, la cual también se debe retirar.

Luego, se corta en trozos más pequeños con el corte de su preferencia, y se colocan en una olla con una taza y media de agua. Se deja hervir hasta que la cáscara comience a ablandar. Cuando llega a ese punto, se retira del fuego y se cuela.

cáscaras de limón
La mermelada se debe cocinar con maicena.

Una vez que esté listo, en la misma olla, sin retirar las cáscaras, se inicia la cocción del azúcar y cuando comience a formar una especie de jalea, se agrega la maicena, la cual se diluye con media taza de agua. Se cocina en 2 minutos sin dejar de revolver.

Por último, se añade un chorrito de vainilla para realzar el sabor del limón, se deja enfriar a temperatura ambiente y estará lista para servir. Lo mejor es colocar en un recipiente o plato la cantidad de mermelada a usar, para no contaminar toda la preparación. En caso de querer guardar algunas porciones, es recomendable colocarla en un envase con tapa y mantener refrigerada en la heladera. 

Otras Noticias