Hornalla

Cociná sin gas ni electricidad con esta hornalla casera que podés hacer con una lata de gaseosa

El producto sugerido se crea con elementos que tenés en casa.
jueves, 8 de febrero de 2024 · 15:48

Si los repentinos cortes de luz te impiden cocinar las recetas del día, creá tu propia hornalla casera sin gas, ni electricidad y con muy pocos elementos.

El proceso de creación de este producto cuenta con muchos pasos, pero estos no son complicados, por lo cual, vas a dar rápidamente con el resultado.

 

Cómo crear la hornalla casera

  • Buscá dos latas de gaseosa. 
  • Marcá una línea de referencia en cada lata, a 4 dedos desde la base hasta la superficie.
  • Marcá una línea paralela a la primera. Si la primera la hiciste a 4 dedos, hacé la otra a 2.
Para marcar las latas podés usar un marcador o cualquier otro elemento de preferencia.
  •  Cortá las latas primero hasta la primera medida.
  • Después, cuando puedas maniobrar mejor las latas, hacé el corte hasta la segunda medida.
Las latas deben tener la misma altura porque irán una dentro de la otra.
  • Con la parte sobrante, creá un cilindro para que la llama de la hornalla sea más alta.
  • Para hacer el cilindro, necesitás cortar en línea recta todo el sobrante, excluyendo la tapa de la lata. Así como se puede apreciar en la imagen. 
El cilindro de la hornalla debe tener un grosor de 3 dedos aproximadamente.
  • Medí el cilindro dentro de la lata para que el resultado de la hornalla sea el ideal.
  • Sellá el cilindro entre lado y lado con 1 o 2 grapas, para que este no se suelte.
  • Cortá en las orillas del cilindro 4 triángulos intercalados (2 de un lado y 2 del otro) para que las sustancias dentro de la hornalla circulen.
El cilindro recortado debe estar por encima de la altura de la hornalla.
  • Reducí el diámetro de la lata base con ayuda de la tijera, para que luego sea posible encajar una dentro de la otra y finalmente hacer la hornalla.

Para trazar este paso necesitas agarrar el borde de la lata y hundirlo con  la tijera hacia adentro. Tal como se puede apreciar en la 5.ª fotografía adjunta.

En la reducción del diámetro de la lata tené cuidado, porque de lo contrario podrías salir lastimado.
  • Buscá un marcador y, en la parte externa de la segunda lata, marca 5 puntos en el medio y unos 8 puntos alrededor del círculo de la lata.
  • Después, con un chinche o con un clavito, perforá todas las marcas realizadas.
Tené cuidado con el proceso de perforación de los puntos, puesto que la lata no debería doblarse.
  • Armá la hornalla con las dos partes de la lata incrustadas entre sí y el cilindro en el medio.
  • Si es posible, hacé esté proceso con ayuda de un martillo para que ambas latas queden derechas y encastradas a la perfección.
Las llamas saldrán por los orificios abiertos en una de las latas.
  • Llená medio vaso de shop de alcohol. 
  • Vertí el liquido dentro de las latas por medio de los agujeritos del medio realizados previamente.
  • Colocá en el centro de la lata (donde están los 5 agujeritos) una moneda.
  • Hacé una base con un trozo de papel aluminio y vertí en esta un poco de alcohol.
  • Con una pulsera de supervivencia, encendé las llamas sobre el alcohol que está dentro del papel aluminio.
  • Calentá el alcohol que está dentro de la lata.
La hornalla durará encendida lo mismo que dura una cocina de gas prendida.

Tras haber completado los pasos previamente indicados, obtendrás como resultado la hornalla sugerida al principio de la nota, misma que sirve para preparar café o alimentos como huevo y panqueques.

 

Cómo apagar la hornalla

Para apagar la hornalla hecha con materiales reciclados solo tendrás que soplar sobre la llama y, al cabo de unos segundos, el fuego cesará.