Suculenta

No gastes de más: la poderosa suculenta que recupera tu cabello del daño más extremo

La suculenta es ideal para hacer un tratamiento capilar.
miércoles, 13 de marzo de 2024 · 10:00

La suculenta es una de las plantas más conocidas en el mundo de la jardinería por su variedad de especies y los sencillos cuidados que requiere para su desarrollo. Entre las especies más populares está el aloe vera, cuyas propiedades son utilizadas para tratamientos capilares.

Es que los nutrientes que componen al aloe vera son perfectos para rejuvenecer el cabello y mantenerlo sedoso y brillante. Para hacer una crema con esta suculenta no es necesario tener demasiados ingredientes y se puede aplicar fácilmente en el pelo y ver resultados inmediatos.

suculenta
La sábila es ideal para el cabello.

Para hacer una crema capilar con esta suculenta se necesita:

  • Una rama de sábila
  • 1 taza de agua
  • 3 cdas. de maicena
  • 10 gotitas de aceite de jojoba
  • 2 cdas. de tratamiento capilar.
suculenta
La crema se puede usar como tratamiento capilar.

El primer paso es dejar remojando por una noche la sábila. Luego, al día siguiente, se quita la cáscara para usar su gel interno. Se lleva a una licuadora o procesadora y se bate hasta conseguir una mezcla homogénea.

Para retirar todos los grumos de la mezcla, lo recomendable es colarla en un colador o una media velada, cuyos espacios son más pequeños. Una vez que esté la preparación lista, se puede pasar al siguiente paso, colocar en una olla el agua con la maicena y cocinar hasta conseguir una mezcla que tenga consistencia de gel.

suculenta
Con esta receta el cabello quedará más sedoso.

Luego, se une esa preparación con el aloe vera y se añaden las gotitas de aceite de jojoba, puede ser de otro tipo, y el tratamiento capilar comercial que tenga en casa. Se mezcla muy bien, para este paso es recomendable hacerlo con una batidora eléctrica para conseguir una crema que sea más fácil de aplicar.

Se lava el cabello con normalidad y luego se aplica la mascarilla en las puntas, sin tocar la raíz. Se deja actuar por 20 minutos y se retira con abundante agua. En caso de tener el cabello muy reseco o dañado, lo recomendable es aplicar este tratamiento 3 veces por semana.