Reciclaje creativo

No tires las botellas de licor: mirá cómo transformarlas para darle el toque más vintage a tu living

Su reutilización sorprenderá a más a de uno y tu rincón favorito de casa evocará a un objeto reciclado de época.
miércoles, 27 de marzo de 2024 · 21:26

El mundo del reciclaje creativo es muy variado y, en esta oportunidad, vamos a ahondar en una de las transformaciones más originales y fáciles de hacer en casa para cambiar por completo el aspecto de las botellas de licor, especialmente de aquellas que solían tener letras en relieve.

Los expertos en manualidades demostraron que podés crear un elegante florero reciclado que, como podrás observar en las siguientes imágenes, derrocha encanto y distinción gracias a su estilo vintage. Es decir, no tenés que tirar estos envases de vidrio y, si por casualidad encontrás uno antiguo, mirá cómo darle una segunda vida útil para decorar tus rincones favoritos y evocar a otra época con este objeto reciclado.

Imagen de una antigua botella de licor.

Materiales a utilizar:

  • Botella de licor (o cualquier otra que tenga letras en relieve).
  • Pintura a la tiza y esponja.
  • 3 argollas de madera.
  • Silicona acética transparente.
El paso a paso de cómo transformar las botellas de licor en un florero vintage.

Cómo reutilizar las botellas de licor y transformarlas en unos auténticos floreros

Dejá volar tu imaginación y animate a trabajar con tus propias manos para sorprender a más de uno con tus creaciones artesanales. En principio, tenés que lavar y limpiar bien la botella de licor que vas a usar en esta manualidad, dado que necesitarás que esté completamente seca y limpia para darle ese toque personal.

Una vez que tenemos nuestro envase de vidrio reluciente, libre de cualquier suciedad, aplicar tres manos de pintura a la tiza con una esponja. La idea es darle una textura diferente y jugar con el relieve de la botella, pues este resaltará al final de nuestro reciclaje creativo y decorativo.

El instructivo final del florero reciclado de época con botellas de licor.

El paso siguiente es tomar las tres argollas de madera y, con la ayuda de una silicona acética transparente o un pegamento apto para vidrio, pegarlas en el pico de la botella de licor. Asegúrate de que estén bien firmes antes de continuar con el decapado de la pintura, podés hacerlo con una espátula o algún utensilio de cocina.

Por último, cuando hayas terminado esta tarea de bricolaje, protegé tu florero reciclado con dos manos de laca mate y utilizá elementos extras si tenés ganas para personalizarlo más aún. Listo, ya podés presumir de tus botellas de licor transformadas en un original objeto decorativo.

Más de