Galletas saladas de calabaza

Galletas saladas de calabaza: saludables y económicas, la receta que todos aman para el mate

Conquistá paladares con una preparación tan sorprendente como cargada de sabor.
jueves, 28 de marzo de 2024 · 12:49

Por lo general, las galletas son una exquisitez sumamente crocante y con el sabor justo que permite que, quien la consuma, pueda disfrutar del equilibrio entre lo crujiente del alimento y su sabor inconfundible.

En esta nota de Minuto Neuquén queremos enseñarte a que puedas hacer una versión de galletas que pueden parecerte raras, dado sus ingredientes, pero con esta elaboración vas a obtener un resultado increíblemente delicioso.

Podés adaptar la receta utilizando diferentes tipos de harina según tus preferencias o necesidades dietéticas.

Este riquísimo snack, perfecto para la hora del mate, puede tener la forma que a vos más te guste, pero su delicioso sabor será inconfundible e inalterable.

Si querés aprender a hacer galletas saladas de calabaza, esta receta te viene perfecto para cuando querés una opción saludable por el mate.

Es una opción más saludable en comparación con galletas comerciales que pueden contener aditivos y conservantes.

 

Vas a necesitar:

  • 1 taza de calabaza cocida y fría
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • Hojitas de romero
  • 1/2 taza de harina (sorgo, sarraceno, de garbanzos o la que prefieras)
  • 1/2 taza de semillas de sésamo
Esta receta combina ingredientes saludables y ofrece un sabor delicioso.

 

Paso a paso:

  1. Precalentar el horno a 180 °.
  2. Mezclar la calabaza cocida y fría con el huevo en un bol.
  3. Agregar la sal, el romero picado y la harina a la mezcla de calabaza y huevo, y mezclar bien.
  4. Incorporar las semillas de sésamo a la masa y seguir mezclando hasta que estén distribuidas uniformemente.
  5. Forrar una bandeja para hornear con papel pergamino/manteca o usar una placa antiadherente de silicona.
  6. Con una cuchara, formar pequeñas porciones de masa y colocarlas en la bandeja, separadas entre sí.
  7. Aplastar ligeramente cada porción de masa con la parte posterior de la cuchara para darles forma de galleta.
  8. Hornear las galletas en el horno precalentado durante aproximadamente 15-20 minutos o hasta que estén doradas y crujientes.
  9. Retirar del horno y dejar enfriar antes de servir.