Reciclaje

No tires los tubos de cartón de las papas y hacé este hermoso dispenser para tu cocina

Podés reutilizar de manera sencilla y tener a mano un práctico contenedor.
viernes, 29 de marzo de 2024 · 14:58

Todo lo que se va a la basura debería ser analizado previamente, para evitar la contaminación excesiva. El cartón, el metal y el vidrio casi siempre se pueden reutilizar y crear increíbles productos prácticos con unas simples ideas de reciclaje. Si sos un amante de las papas que vienen en tubo, entonces habrás visto que el material del que está hecho el envoltorio es bastante resistente y sería una lástima desperdiciarlo.

Antes de que se vayan a la basura, podrías convertirlas en un hermoso dispenser para tu cocina, baño o habitación con una idea bastante sencilla y algo de ingenio. Lo que vas a necesitar es un poco de imaginación y creatividad, además de materiales como pintura, cutter y pinceles.

Una buena opción de reciclaje.

Lo primero que tenés que hacer para este creativo dispenser es cortar con mucho cuidado la parte inferior del tubo, de manera que quede como un rectángulo en el que puedas sacar lo que coloques. Después, vas a pintar todo con acrílico blanco y, una vez que esté seco, ya podés pintar sobre esa capa del color que más te guste o darle otra mano del mismo tono de base.

Ideal para el baño o la cocina.

Hay un centenar de ideas dando vueltas por las redes sociales para hacer diseños creativos con esta idea de reciclaje. Por ejemplo, podrías pintarlo de un fondo negro y después utilizar un cepillo de dientes viejo con pintura blanca y crear un efecto de estrellas. Basta con agarrar un pincel más fino y dibujar planetas, para que quede un diseño de galaxia.

También podés animarte a crear estilos más originales pegando strass o puntillas. Puede ser una muy buena alternativa para poner a jugar a los más chicos de la casa y desplegar toda la creatividad. En la mayoría de las artísticas y librerías venden ojos adhesivos para armar muñecos con la forma del tubo, solo hay que dejar volar la imaginación.

También se pueden hacer diseños para el cuarto de los chicos.

Gracias a la tapa superior, podés meter lo que más necesites y utilizarlo como dispenser. En la cocina es una muy buena opción para guardar los saquitos de té o mate cocido. Para el baño, puede ser una alternativa original para los pads de limpieza, algodón o las toallas femeninas. Lo importante es colaborar con el reciclaje.

Más de