portaparaguas

Al fin el piso seco: con 1 elemento que tenés siempre en casa, hacé este increíble portaparaguas

Solucionate la vida y la limpieza con este accesorio que vas a querer tener siempre cerca de la puerta de casa o en el auto.
jueves, 7 de marzo de 2024 · 14:12

Pueden pasar muchos años, pero hay elementos que en las casas, oficinas y lugares muy concurridos siempre están y el portaparaguas es uno de ellos. Solo en las épocas de otoño y verano, donde la lluvia nos sorprende casi a diario, se sabe del verdadero sentido y necesidad que se tiene de este accesorio. 

Si vos no tenés un portaparaguas en casa, pero necesitas solucionar el problema que te trae un paraguas mojado, Te animamos a fabricar tu propia funda para evitar chorrear agua a cada paso.

Estos elementos son decorativos, pero caros.

 El siguiente truco, además de hacerte fluir con la imaginación, te permitirá dar tu aporte al ecosistema, ya que para hacer un portaparaguas tipo vas a necesitar tres botellas de plástico de diferentes tamaños. De esa forma, no solo solucionás una necesidad personal, sino que evitás contaminar el medio ambiente.

Materiales a utilizar 

  • 3 botellas de plástico de diferentes tamaños 
  • Tijera o trincheta
Queremos lograr esto.

 

Pasos a seguir 

  • Tomá la primera botella, la más grande, y cortale solamente la base. Conservala con tapa y todo.
  • Puntualmente, a la botella del medio, cortale el cuello y la base. Lo mismo hacé con la más chica.
Buscá botellas limpias y sanas.
  • Luego, introducí una botella dentro de la otra para armar tu propio portaparaguas retráctil y ecológico. Este accesorio sirve para las sombrillas alargadas. En caso de que tengas un mango corto, podés hacerlo con menos botellas, quizás con una sola.
Ponelo en uso.

Data extra

Recordá que otra opción para tener en cuenta es hacer una funda de paraguas de tela impermeable. Tomá la medida necesaria de una tela que sea a prueba de agua y cosé un rectángulo para formar una funda. 

Solo en el extremo superior tenés que colocar abrojos, una manija o una cuerda de algodón para anudarla una vez que sea necesario guardar el paraguas.

Estas telas se consiguen en las tiendas.

Esta es una forma más canchera y elegante de guardar tu paraguas en un día de lluvia o bien para tenerlo siempre dentro de la mochila o la cartera. 

En el mercado también podés conseguir cubiertas impermeables de plástico o de tela para usar como portaparaguas y llevar siempre este accesorio tan antiguo, pero tan necesario como siempre.