MONEDAS

Recolectá todas las monedas viejas: mirá cómo decorar tus espejos y lograr el efecto más lujoso

Es una excelente forma de brindarles una nueva utilidad.
jueves, 11 de abril de 2024 · 06:12

El mundo de la numismática todo el tiempo nos brinda la posibilidad de comercializar con otros coleccionistas diversos ejemplares de billetes o monedas que, dadas ciertas características, cuentan con un valor muchas veces mayor al de denominación.

Sin embargo, al momento de descubrir cuánto dinero podrían brindarnos ciertos ejemplares, tal vez nos encontremos con un escenario en el que la suma que obtendríamos no sería la esperada. Ante ese panorama, una grandiosa opción, sobre todo con las monedas de menor valor, es aplicar en ellas un fantástico procedimiento como lo es el reciclaje.

En caso de no tener el mejor panorama al momento de querer vender tus monedas, podés optar por reciclarlas.

Si estás buscando una grandiosa manera de reciclar tus monedas viejas y no encontrás la mejor manera, en esta ocasión, te brindamos una grandiosa alternativa que implica su uso para decorar un espejo que podrías tener en casa y al que quieras modernizar o dar un toque sofisticado y muy elegante.

De esta manera, vas a poder restaurar un espejo con tus monedas y colocarlo en un sitio especial de tu casa.

El proceso es sumamente sencillo y requiere que utilices un espejo con un marco grueso (puede ser cuadrado, redondo o de otra forma), una buena cantidad de monedas viejas del menor valor posible y pegamento. De forma opcional, se puede hacer uso también de aerosoles o pintura para metales.

Sin importar el tamaño o la forma de tu espejo, se verá grandioso gracias a las monedas.

Lo primero que vas a hacer es limpiar y seleccionar muy bien todas las monedas que vas a utilizar, para así colocarlas del modo que más te guste. En ciertas partes del marco del espejo, cabe destacar aquí, podés adherir monedas más grandes y en el resto del marco las más pequeñas.

Es ideal para decorar cualquier ambiente.

Vas a adherir las monedas con el pegamento a todo el marco del espejo y vas a aguardar a que se sequen. Si así lo preferís, podés hacer uso de una pintura o aerosol de tu preferencia (como puede ser dorado, por ejemplo) para darle un toque más llamativo al espejo. Si llevás a cabo este proceso, no olvidés proteger y cubrir dicho objeto de decoración con una buena cantidad de cinta de papel. Y así de fácil vas a poder reciclarlo, para que se destaque en cualquier ambiente de tu casa.